El recorte de la extracción de crudo no ha elevado demasiado su precio

El recorte de la producción acordado por la Opep (Organización de Países Exportadores de Petróleo) no está teniendo el efecto de subida deseado sobre el precio del crudo. Además, la política petrolífera del Gobierno argelino puede hacer peligrar la reducción del cártel.

La retirada del mercado de dos millones de barriles diarios, acordada por los miembros de la Opep y un grupo de naciones productoras de crudo ajenas al cártel, no está teniendo el efecto deseado. El precio del Brent, crudo de referencia en Europa, aunque ha sufrido un leve alza, sigue 5 dólares por debajo del precio del año pasado.

Los expertos señalan que, aunque se dará una lógica subida del mismo, las posibilidades de que se dispare son casi nulas. La escasa credibilidad que el mercado otorga al acuerdo y la debilidad de la demanda apoyan esta conclusión.

A esto hay que sumar la política argelina en materia petrolífera. Se estima que el país norteafricano produce 150.000 barriles diarios más de lo que debería y encima es reacia a forzar a las compañías extranjeras que operan en su territorio a reducir su producción. Esto, según los analistas, es una maniobra con el fin de aumentar el atractivo del país a la hora de invertir. Las autoridades aseguran que el territorio alberga grandes yacimientos sin explotar.

Los mejores vídeos