El RACC clama por un plan de emergencia contra el colapso circulatorio

Al complicado tráfico que se vive en Barcelona hay que sumarle siniestros puntuales que hacen de la circulación algo caótico. Para intentar paliar este problema, el RACC propone un plan de emergencia.

El tráfico en Barcelona está cada vez más colapsado. Prueba de ello es la situación vivida el pasado 14 de noviembre en la Ciudad Condal, tras un accidente que paralizó algunas de las vías de entrada más importantes.

El Real Automóvil Club de Cataluña</font color="#0000CC"> (RACC) ha pedido un plan de emergencia para que se active en estos casos y evite los tremendos colapsos que sufren en esta capital.

En concreto, tras el accidente de ayer, 14 de noviembre, las vías de acceso cercanas a la comarca del Besós se colapsaron durante cinco horas, después de que un camión chocase contra un panel informativo y lo derribase en la B-10 (Ronda del Litoral). Las retenciones se extendieron por la A-18, la A-2 y la C-31 con atascos de entre cinco y ocho kilómetros.

Para Alfons Perona, secretario ejecutivo del RACC, es muy grave que "un pequeño incidente provoque una situación de caos circulatorio" y ha subrayado la necesidad de alternativas para la circulación de camiones, ya que "la ronda del Litoral no es la vía más adecuada para el tráfico de camiones".

Los mejores vídeos