El PSOE critica los problemas de tráfico en Madrid

El atasco que se vivió ayer en la M-30 y sus aledaños, debido al vuelco de una furgoneta, ha suscitado las críticas del PSOE, que ha censurado la pasividad del Ayuntamiento para afrontar el caos que se originó en la capital.

Óscar Iglesias, portavoz adjunto del grupo socialista en el Consistorio madrileño, ha criticado la pasividad del Ayuntamiento ante problemas como el que surgió ayer. En plena hora punta, la M-30, principal vía de circunvalación de Madrid, registraba retenciones de 20 kilómetros. Una furgoneta había volcado a las 6:40 horas de la mañana a la altura del nudo de Costa Rica y, dos horas más tarde, la situación era caótica, según informa el diario “El País".La carretera estaba cortada en sentido Norte (hacia la autovía de Burgos) y todas las calles de acceso a la M-30 estaban colapsadas. Así, aunque la grúa que debía levantar el vehículo de la calzada se encontraba relativamente cerca, prácticamente no podía acceder a la circunvalación.Hacia las ocho de la mañana se logró abrir un carril, lo que supuso un cierto alivio, pero el atasco ya llegaba hasta Puerta de Hierro: había 20 kilómetros de retenciones y se estaban extendiendo hacia las calles que atraviesan, nacen o desembocan en la M-30. También estaban colapsadas la M-40 (segundo cinturón madrileño) y las entradas a Madrid desde las autovías radiales. La circulación fue restablecida a las 9:15 de la mañana, aunque el tráfico tardó dos horas más en normalizarse. Esta situación ha sido la que ha motivado las críticas de los socialistas: “No hay ningún tipo de control sobre las obras, ni un plan de viabilidad que permita solucionar problemas de tráfico de la magnitud que hemos vivido", ha señalado Iglesias.El lunes y el martes, según ha recordado el portavoz socialista, los incendios de dos transformadores también colapsaron parte de la capital. “La rotura de una tubería de agua en una vía importante de la ciudad es suficiente para que el Ayuntamiento no tenga medidas para solucionarlo con la máxima rapidez y sin que los madrileños sufran, durante horas, las consecuencias", ha añadido.El portavoz del PSOE también se ha preguntado, según recoge el periódico “El País", qué ocurrirá cuando un camión vuelque en la zona de la M-30 que será subterránea tras las obras. “Es necesario contar de manera inmediata con planes de seguridad que no suman a la ciudad en el caos. El túnel de la M-30 tendrá una longitud de 4,5 kilómetros, por lo que los servicios de emergencia deberán estar muy alerta", ha añadido. Los trabajos en el cinturón madrileño se amplían y obligan, consecuentemente, a nuevos cortes de tráfico. Así, a partir de hoy quedará cerrado el túnel que enlaza la M-30 con la A-5 (carretera de Extremadura) bajo Príncipe Pío. La circulación estará cortada en la zona durante seis meses. A lo largo de ese período tampoco podrá emplearse el acceso a la A-5 por la calle Aniceto Marinas. Así, los conductores tendrán que utilizar la glorieta de San Vicente o el paseo de la Florida para llegar a la carretera.También permanecerá cerrada hasta diciembre la entrada al Parque de Atracciones desde la avenida de Portugal. Habrá que acceder al recinto por la calle Dante, que cambia su sentido de circulación.Por otra parte, el tramo de la calle Costa Rica comprendido entre la calle Paraguay y la plaza José María Soler quedará ocupado por las máquinas que realizan las obras en la zona este de la M-30. Este sector estará totalmente blindado al tráfico hasta el 15 de noviembre; sólo habrá un pequeño carril para la circulación local. El resto se desviará por las calles Paraguay y Alfonso XIII.

Además, la construcción de un nuevo túnel junto a la avenida de la Ilustración provocará el cierre, durante cuatro meses, de la calle Ventisquero de la Condesa, entre la glorieta de Pradera Navalusilla y la avenida del Cardenal Herrera Oria. La circulación estará cortada desde el próximo sábado. Cuando se va la luz en algún punto de Madrid, los semáforos también se apagan, lo que provoca el desorden en el tráfico. Para evitar que estas situaciones vuelvan a repetirse, el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha una serie de discos que seguirán funcionando aunque el resto de la zona esté a oscuras, según explica el diario “La Razón". Ya existen en los alrededores de la plaza de Cibeles y, poco a poco, se irán extendiendo a los 1.913 cruces de la ciudad. Estos semáforos, de bajo consumo, emplean baterías autónomas que permiten que los discos sigan luciendo durante las dos horas posteriores a un apagón. Además, se autorregulan por la noche, disminuyendo así la contaminación lumínica.La autopista M-12, que parte de la A-1 (carretera de Burgos) y llega hasta la M-40, ya es de pago. Esta vía, que servirá para acceder a la nueva terminal del aeropuerto de Barajas, se inauguró hace una semana y, durante estos siete primeros días, los conductores no han tenido que abonar el peaje que se aplica en esta carretera. A partir de hoy, recorrer sus 9,4 kilómetros costará 1,50 euros. Los vehículos pesados pagarán 1,90 euros, aunque será gratuita desde las 00:00 horas y hasta las 6:00 de la mañana.