El PSC ve posible un acuerdo de pacto fiscal pero exige a Mas que pare los recortes

Vaticina que el PSOE será 'sensible' con la demanda catalana de mejorar su financiación

El líder del PSC, Pere Navarro, ha abierto la puerta este miércoles a sumarse a un acuerdo sobre pacto fiscal, pero ha exigido al Govern que ponga fin a la 'política indiscriminada de recortes' del presidente Artur Mas.

En rueda de prensa tras participar en la cumbre del pacto fiscal, ha explicado que su partido quiere que la nueva financiación sirva para combatir el 'déficit social' que Cataluña ha acumulado en los últimos años en sus servicios públicos.

'No basta con conseguir más dinero; este dinero se tiene que gestionar mejor', ha sentenciado Navarro, que quiere que, más allá del pacto fiscal, el Govern se comprometa a que la mejora de la financiación sea para políticas sociales y de estímulo al crecimiento.

Los socialistas han presentado en la reunión un documento 'con el que se puede sentir cómodo todo el mundo' y que puede sentar las bases con las que el Govern vaya a Madrid a negociar un bueno acuerdo de financiación, sostiene.

El documento habla, sin concretar, de que la Generalitat debe tener 'protagonismo' en la gestión, recaudación, liquidación e inspección de todos los tributos que se pagan en Cataluña, y se pide la máxima capacidad normativa del Govern sobre impuestos.

Como ya explicó en febrero al presentar el modelo del pacto fiscal del PSC, Navarro aspira a una agencia tributaria consorciada entre Cataluña y el Estado, donde la parte catalana tenga la presidencia y, por tanto, el 'voto de calidad'.

Para el líder del PSC, 'es de esperar que los responsables del PSOE serán sensibles' a la demanda catalana de una mejora de la financiación, y ha reivindicado que el tripartito, con un gobierno socialista en España, negoció el mejor modelo que hasta ahora ha tenido Cataluña, que a su juicio es el actual.

PROPUESTAS

Los socialistas no cuestionan que Cataluña deba seguir contribuyendo a la solidaridad entre territorios, pero consideran que ésta debe ser 'más justa' y que la comunidad catalana no puede quedar mermada en sus capacidades tras aportar su parte a la caja común del Estado.

El PSC cree que el pacto fiscal es insuficiente para salir de la crisis, y pide al Govern otras medidas, como recuperar el impuesto de Sucesiones y crear un impuesto para grandes fortunas que deberían servir para financiar tres planes de choque: contra el paro juvenil, contra la pobreza, y en favor de las pymes.