El PSC espera acordar con el PSOE este verano un nuevo encaje en el Grupo Parlamentario

La fórmula se ratificará en una reunión de las dos Ejecutivas, que aún no tiene fecha

El PSC espera acordar este mismo verano con la dirección del PSOE una nueva fórmula de 'encaje' en el Grupo Socialista en el Congreso que deje patente su singularidad, según fuentes de la dirección socialista catalana. El acuerdo llegará antes de la pausa veraniega o inmediatamente después, según estas fuentes.

La fórmula que acuerden los dos partidos 'hermanos' se ratificará en una reunión de las dos Ejecutivas que en principio estaba prevista para antes del verano, pero para la que aún no se ha fijado fecha.

El secretario de Acción Política del PSC, Antoni Balmón, aseguró recientemente que existe 'coincidencia' entre el PSC y el PSOE en la creación de un subgrupo catalán en el Congreso que estaría integrado en el grupo parlamentario socialista y que serviría para dar voz propia a los socialistas catalanes.

Los socialistas catalanes defienden que deben tener cierta singularidad y autonomía en el seno del Grupo Socialista, puesto que son un partido diferente. Según lo aprobado en su último Congreso, el pasado diciembre, el PSC está de acuerdo en mantener la disciplina de voto con el PSOE, pero quiere que se permitan 'casos excepcionales' en asuntos relacionados con el autogobierno catalán.

Eso se traduciría, explica una fuente socialista catalana, en que PSOE y PSC 'acuerden' votar distinto en esos casos excepcionales. el PSC también quiere que el Grupo Socialista lleve el calificativo de 'federal' y crear una comisión paritaria que haga seguimiento de los temas catalanes en el Congreso, donde participen el primer secretario del PSC, Pere Navarro, y el máximo responsable de los diputados del PSC en Madrid, Francesc Vallès.

RUBALCABA RECONOCIÓ NEGOCIACIONES

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, también reconoció recientemente que estaba negociando 'discutiendo' con la dirección del PSC está la relación de los diputados socialistas catalanes con el resto del Grupo Parlamentario y 'las cosas que preocupan al PSC' sobre su presencia en las Cortes Generales.

No obstante, la dirección federal del PSOE no da pistas sobre posibles fórmulas para reconocer esa singularidad. Ferraz no quiere generar susceptibilidades en otros grupos 'territoriales' creados en el seno del Grupo Socialista --los diputados suelen reunirse por comunidades autónomas y debatir los asuntos que les interesan, y suelen tener incluso un coordinador--.

RUBALCABA Y NAVARRO HABLARON EL LUNES

Las negociaciones las están llevando directamente el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Pere Navarro, aunque en los equipos negociadores también están Antoni Balmón y Daniel Fernández por parte del PSC y Óscar López y Elena Valenciano por parte del PSOE. Rubalcaba y Navarro hablaron ayer lunes por la tarde, según ha desvelado el propio líder del PSOE sin dar más detalles de la conversación.

No obstante, abrir la puerta a que el PSC vote distinto al PSOE en el Congreso podría chocar con los Estatutos federales del PSOE que, en su artículo 78, dejan claro que las personas que sean miembro del grupo 'están sujetas a la unidad de actuación y disciplina de voto'. En el seno del PSC, sin embargo, algunos sostienen que bastaría con una reforma del reglamento interno del grupo y, además, que se trata de 'acordar' votar distinto.