El PSC ejercerá una oposición 'sin complejos' con menos debate identitario

El renovado grupo parlamentario del PSC ejercerá una oposición 'sin complejos' y sin 'seguidismo' de las políticas nacionalistas de CiU, en la que el debate social prevalezca sobre el identitario y frente a un gobierno catalán que 'sólo quiere hablar de Madrid y de una Cataluña etérea'.

'En los últimos meses el PSC ha tenido demasiados complejos, yo no quiero jugar más en el campo de juego de un nacionalismo que solo habla de una Cataluña etérea, pero no de los catalanes. CiU solo quiere que hablemos de Madrid, un enemigo externo que le rinde mucho', ha dicho el nuevo presidente del PSC en el Parlament, Xavier Sabaté, en una entrevista con Efe.

Sabaté, que releva en el cargo al exconseller Joaquim Nadal, ha lamentado que en los últimos meses el PSC haya pecado de un 'exceso de seguidismo' de CiU, derivado de un 'exceso de complejos': 'parecía que si no hacíamos lo que hace CiU la gente no apreciaría suficientemente nuestro compromiso con Cataluña, que es neto, abundante y profundo', ha defendido.

El nuevo líder parlamentario del PSC, que se reivindica como un político 'profundamente de izquierdas y profundamente catalanista', ha asegurado que él ejercerá una oposición libre de esos complejos y tratará de arrastrar a CiU hasta 'el campo de juego' del PSC, donde el debate social primará sobre el identitario.

'CiU ha encontrado el filón del hablar del déficit fiscal, que existe y nosotros también lo queremos resolver, (...) y se le están yendo las cosas de las manos, ahora tenemos una Cataluña fracturada desde el punto de vista social y nacional', ha lamentado el también exconseller de Gobernación.

El veterano dirigente del socialismo tarraconense se ha conjurado para, desde su nuevo cargo, situar al PSC en una labor de oposición 'nítida': 'los ciudadanos nos han visto borrosos, y eso es lo peor que te puede pasar', ha admitido.

Los socialistas intensificarán sus críticas al Govern por los recortes en los servicios públicos y doblarán esfuerzos en su defensa del Estado del Bienestar, al tiempo que tratarán de convencer a los catalanes de que el PSC es el partido que puede permitir 'la convivencia en paz de la inmensa mayoría de los ciudadanos de forma integrada'.

Sabaté defiende que 'España, o es federal o se va a al garete', y acusa al Gobierno del PP de 'sordera' respecto a las reivindicaciones catalanas: 'están escondiendo la cabeza bajo el ala, y quizá para cuando la levanten sea demasiado tarde'.

Convencido federalista, Sabaté asegura que si creyera que la independencia es beneficiosa para los catalanes, 'abrazaría esta idea', pero como está 'convencido de que no es así, apuesta por la integración y la suma'.

'Ahora mismo en Cataluña estamos más para hablar de supervivencia que de independencia', ha subrayado Sabaté, quien a partir de ahora defenderá sin ambages los principios federalistas del PSC en el Parlament, tanto de cara a CiU como de cara al Gobierno que preside Mariano Rajoy.

Sabaté es desde el pasado lunes el jefe de la oposición en Cataluña, después de que el primer secretario del PSC, Pere Navarro -que no es diputado-, lo llamase el domingo, 'justo antes de que empezara el Barça', para comunicarle que confiaba en él para liderar la actividad parlamentaria del partido.

El tarraconense, que pertenece a una 'colla' castellera, llama a todo el PSC a cerrar filas en torno al equipo que Navarro ha diseñado: 'si mi 'cap de colla' dice que hoy me toca de lateral, o en otro lugar, eso es sagrado. Un día será más cómodo que otro, pero si no el castillo no se hace. En una organización también tenemos que estar dispuestos a estar donde nos corresponda', ha concluido.

Los mejores vídeos