El primer juicio contra Firestone concluye con un acuerdo

El primer juicio contra Firestone ha llegado a su fin. Las partes han llegado a un acuerdo, aunque se desconoce el montante económico del mismo. No obstante, la familia demandante pedía unos 1.000 millones de pesetas.

El pasado 14 de agosto comenzó el primero de los juicios contra la empresa fabricante de neumáticos Firestone. La firma está acusada de ser la causante varios accidentes de tráfico en Estados Unidos por culpa de los desprendimientos de la banda de rodadura de sus neumáticos.

En el primero de estos juicios, los abogados de la familia Rodríguez, que el año pasado sufrió un accidente tras reventar un neumático que montaba su todo terreno Ford Explorer, han pedido una compensación de 1.000 millones de dólares (unos 186.000 millones de pesetas). Como consecuencia del siniestro, los cinco ocupantes del vehículo resultaron heridos y uno de ellos, Marisa Rodíguez, quedó parapléjica.

Entre las dos partes parece que se ha llegado a un acuerdo monetario, cuyo montante no ha sido desvelado. El juez que ha instruido el caso ha pedido a los abogados de ambas parte que no hagan público el montante del acuerdo hasta que no haya finalizado el proceso.

Durante los días que ha durado la vista los abogados de la familia Rodríguez han presentado a especialistas en neumáticos, como Robert Ochs, un empleado de Michelin. Ochs afirmó en el juicio que haber añadido un banda de nylon a la banda de los neumáticos habría reducido considerablemente las probabilidades de fallo en éstos.

Firestone, en su defensa, ha intentado echar las culpas a Ford, ya que, según la firma de neumáticos, la empresa automovilística recomendaba una presión de inflado de los neumáticos errónea que provocaba que los vehículos volcaran.

La acusación de la familia Rodríguez es la primera que llega a los tribunales. Según fuentes estadounidenses, los neumáticos de Firestone podrían ser causantes de varias decenas de accidentes que han tenido como resultado 203 muertos y unos 700 heridos de diversa consideración.

Hace un año que se destapó este problema en los neumáticos y desde esa fecha Firestone ha retirado más 6,5 millones de unidades, lo que les ha supuesto unas pérdidas de unos 251 millones de dólares (46.500 millones de pesetas).

Nuestros destacados