El PPC propone un gobierno de concentración si fracasa el pacto CiU-ERC

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha propuesto hoy la formación de un gobierno de concentración en Cataluña que no esté liderado por Artur Mas si fracasa el pacto de gobernabilidad entre CiU y ERC, para evitar la convocatoria de otras elecciones anticipadas en esta comunidad.

'Después de todos los fracasos, Mas no estará legitimado para liderar este gobierno de concentración. Si fracasa una vez más, será el momento de estudiar un gobierno de concentración porque Cataluña no se merece otras elecciones anticipadas. Cataluña no se merece ser prisionera de ERC', ha dicho Sánchez-Camacho en rueda de prensa.

El líder del PSC, Pere Navarro, propuso también un gobierno de unidad sin Mas el pasado lunes, aunque para los socialistas este ejecutivo debería formarse ya, mientras que el PPC sitúa su creación si fracasa el pacto de gobernabilidad entre CiU y ERC durante la nueva legislatura.

Sánchez-Camacho pronostica que éste es el escenario que espera a Cataluña, puesto que el acuerdo entre nacionalistas y republicanos está, en su opinión, 'condenado al fracaso', ya que CiU 'está en manos de un partido independentista que aprueba todas sus decisiones de forma asamblearia'.

'Este pacto es negativo para la economía, traerá más presión fiscal, incrementará el gasto identitario y con él se olvidará la prioridad que es la salida de la crisis. Este es el gobierno más débil e inestable que podemos tener. Será un nuevo tripartito -CDC, Unió, ERC- generador de inestabilidad y confrontación', ha dicho.

La líder del PPC ha considerado asimismo que CiU y ERC no están pactando ni un modelo económico ni uno de sociedad, sino que sus negociaciones sólo versan sobre su apuesta 'independentista y separatista'.

'Aún no se han dado cuenta de que su proyecto político está muerto. Si en la anterior legislatura sólo se habló de pacto fiscal, en ésta pretenden que sólo se hable del referendo. Mas se ha olvidado del modelo de financiación, sólo era una estrategia electoral', ha señalado.

Para Sánchez-Camacho, las consecuencias del pacto CiU y ERC, que se perfila en estos días, no sólo serán 'negativas' para Cataluña sino que también perjudicarán a los nacionalistas, ya que la intención de los republicanos es 'hacer una opa hostil al votante de CiU'.

La líder del PPC ha hecho estas consideraciones después de que ayer las negociaciones entre CiU y ERC para lograr un acuerdo de gobernabilidad dieran un paso relevante al alcanzar ambas formaciones un principio de acuerdo a partir de un 'borrador compartido' que prevé una consulta de autodeterminación para 'antes de 2015', aunque sin explicitar una fecha.