El número de autobuses de gas natural aumenta en Estados Unidos

El porcentaje de los vehículos que funcionan con gas natural en Estados Unidos todavía es muy reducido, aunque van ganando terreno por su menor impacto medioambiental.

La organización de estudios medioambientales estadounidense, INFORM, ha dado a conocer un informe sobre los autobuses públicos en su país. Una de sus principales conclusiones es la creciente aceptación del gas natural. Este combustible es la mayor aportación del sector del transporte público en las ciudades para reducir la contaminación aérea.
Las ciudades de todo el país están obligadas a reducir sus emisiones y mantener los niveles de contaminación dentro de los límites federales impuestos.
En 1998 se construyeron en EE.UU. un total de 4.225 autobuses, de los cuales sólo uno de cada cinco funcionaba con gas natural. Desde entonces, las compañías que han incorporado este tipo de vehículos a su flota ha ascendido de 57 a 65.
Durante el año pasado circularon por las calles estadounidenses 3.204 autobuses a gas y se calcula que su número aumentará hasta los 5.000 para el año 2001. El porcentaje de la flota que funciona con gas natural ya llega al 20 por ciento en más de 31 ciudades a lo largo de todo el país.
El coste inicial es entre un 15 y un 25 por ciento superior respecto a los vehículos tradicionales. Según el informe, este coste habría que asumirlo, teniendo en cuenta las mejoras medioambientales que se consiguen y los beneficios que se producen en la salud humana.

Los mejores vídeos