El nuevo Clase E de Mercedes, imparable

Mercedes ha presentado el balance del primer trimestre del año y, según estos datos, ha conseguido esquivar el temporal que viven otros fabricantes. Incluso en mercados como el estadounidense, la marca alemana ha aumentado su participación. Buena parte de su éxito de ventas se debe al nuevo Clase E, que, en su primer mes de vida, se muestra imparable.

Mercedes no es sólo la marca de la estrella, sino que parece ser de la "buena estrella". En el primer trimestre del año, mientras que las ventas caen en todos los mercados, ha conseguido igualar las cifras del anterior ejercicio y ha vendido 264.100 unidades.

En EE.UU., un mercado claramente a la baja, ha aumentado sus ventas durante los tres primeros meses del año en un 7 por ciento, hasta superar los 50.000 coches. De esta cifra, 20.000 unidades se han vendido sólo en el mes de marzo (un 6 por ciento más que en el mismo mes del año anterior).

En nuestro país, las cifras son también más que destacables. Durante el primer trimestre, las matriculaciones han caído en España un 8,1 por ciento, pero los concesionarios de Mercedes no han parado: se han vendido 6.749 modelos de la marca alemana, un 1,1 por ciento más que en 2001. Según la firma, han aumentado su participación en el mercado español en un 17,6 por ciento.

Mercedes asegura que estas cifras podrían ser aún mayores, ya que su nueva Clase E no empezó a comercializarse hasta mediados de marzo y muchos clientes están a la espera del sucesor del CLK. Eso sí, desde que la nueva Clase E comenzó a venderse, se ha mostrado imparable: en las dos primeras semanas de comercialización se han vendido en Europa 9.000 unidades.

Con este modelo, Mercedes también quiere ganar más clientes en el mercado norteamericano, ya que, con el E270 CDi, vuelve a introducir modelos Diesel en EE.UU., algo que no hacía desde comienzo de los noventa.