El Nikkei cierra a la baja a la espera de los resultados electorales en EEUU

La Bolsa de Tokio sufrió hoy una caída moderada por la recogida de beneficios en una jornada en la que dominó la prudencia entre los inversores, que evitaron grandes movimientos a la espera de las elecciones en Estados Unidos.

El selectivo Nikkei perdió 32,29 puntos, el 0,36 por ciento, y quedó en 8.975,15 unidades, mientras el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, perdió 3,07 puntos, un 0,41 por ciento, hasta 744,88 enteros.

Los mayores retrocesos los registraron las firmas de transporte marítimo, los fabricantes de maquinaria y los de productos metalúrgicos. Las eléctricas, las mineras y los productores de vidrio obtuvieron las principales ganancias.

El mercado se movió con prudencia antes de las elecciones de EEUU y en medio de la nueva ligera subida del yen frente al euro y el dólar, lo que hizo que los dos índices principales se movieran en un rango muy estrecho durante toda la jornada.

Ante la falta de nuevos incentivos, las compras se concentraron en los valores que habían subido en sesiones anteriores.

'Es poco probable que los inversores se muevan de forma agresiva hasta que se confirmen los resultados de las elecciones en EEUU y del congreso del Partido Comunista chino', señaló Fumiyuki Nakanishi, analista de SMBC Friend Securities, a la agencia Kyodo.

Varios expertos coinciden en que una eventual victoria republicana beneficiaría a la Bolsa de Tokio, ya que Mitt Romney es partidario de un dólar fuerte, lo que supondría un respiro para los exportadores nipones que con un yen alto ven mermados sus beneficios en el exterior.

Entre las caídas de hoy destacó la de la firma tecnológica Dainippon Screen, que se dejó su máximo diario, un 16,5 por ciento, tras anunciar que prevé cerrar este año fiscal en negativo.

El fabricante Toyota Motor subió un 0,9 por ciento un día después de revisar ayer al alza su previsión de beneficio para este ejercicio, al tiempo que Nissan Motor cayó un 2 por ciento pocas horas antes de difundirse sus resultados de abril-septiembre.

Sharp logró cerrar con una subida del 1,3 por ciento tras las pérdidas de jornadas anteriores, después de que la agencia Standard & Poor's rebajara tres escalones su calificación de la empresa ante los malos resultados que espera para este año.

En la primera sección perdieron terreno 1.101 valores, frente a 428 que concluyeron al alza y 142 que lo hicieron sin variación.

En total cambiaron de manos 1.532,06 millones de acciones, por encima de los 1.460,30 millones del lunes.