El monumento a las víctimas de tráfico

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, inauguró ayer un monumento en recuerdo a las víctimas de accidentes de tráfico, 'contra la indiferencia, el olvido y la resignación'.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, inauguró ayer un monumento en recuerdo a las víctimas de accidentes de tráfico, "contra la indiferencia, el olvido y la resignación".

En un acto en la nueva sede de la DGT, al que acudió el director general de Tráfico, Pere Navarro, representantes de las diferentes asociaciones de familiares y víctimas de accidentes y de todos los grupos parlamentarios, el ministro ha subrayado la "tragedia" de la siniestralidad, que en los últimos 30 años se ha cobrado la vida de mas de 160.000 personas en las carreteras españolas.

Pérez Rubalcaba hizo varias reflexiones durante el acto, una de ellas personal, al recordar al director de Asuntos Europeos y Cooperación del Gobierno de Cantabria, José Félix García Calleja, un amigo al que perdió el pasado sábado, ya que murió en un accidente de moto, tras asistir a un acto organizado por el PSOE al que también había acudido el ministro.

Ha recordado también a los motoristas fallecidos en las carreteras y ha hecho mención al plan para mejorar la seguridad de los mismos que presentará a principios de diciembre, porque "hay que evitar que muera tanta gente en las carreteras".

El ministro ha dicho que le llama atención el que exista "esta cierta indiferencia" hacia las víctimas que "ahora empezamos a vencer".

"Este monumento es, sobre todo, un acicate y está puesto aquí intencionadamente para que todo el mundo que venga sepa que este es el sentido de nuestro trabajo. Que no haya indiferencia, que no haya olvido, que no haya resignación", ha comentado el ministro.

El monumento es una escultura en bronce patinado, obra de la artista Rosa Serra, que mide 2,70 metros y pesa 700 kilos, en la que se representa el sufrimiento de las víctimas y sus familiares en el abrazo de dos figuras, que simbolizan a la familia.

Al pie de la escultura está escrita la leyenda: "En memoria de las víctimas por accidente de tráfico, contra la indiferencia y el olvido".

Tras descubrirse el monumento, se han guardado tres minutos de silencio en memoria de las víctimas de accidentes de tráfico y se ha entregado una reproducción de la escultura a los presidentes de las asociaciones STOP Accidentes, AESLEME, DIA, P(A)T-AP(A)T, APAYM, APANEFA, PREDIF y FEDACE.

La deportista paralímpica de esgrima Gema Hassen-Bey, que se encuentra en una silla de ruedas tras sufrir un accidente de tráfico, se ha referido a las cifras de siniestralidad que se producen año tras año -cerca de 100.000 accidentes con 150.000 víctimas en España- y ha destacado el coste humano y social que suponen estos siniestros que "no se deben permitir en un país desarrollado.

"Se corta el proyecto de vida", ha comentado Hassen Bey, quien ha hecho un llamamiento en nombre de las víctimas para que haya "más detalles" como el monumento inaugurado hoy porque son esperanzadores para las víctimas.