El modelo más pequeño de BMW se llamará Serie 1

Todo son noticias buenas para los fabricantes de Munich: los resultados económicos son positivos, las ventas aumentan y la marca sigue proyectando modelos, un nuevo coupé Serie 6 y la Serie 1 serán los nuevos productos.

En los primeros dos meses del año las ventas mundiales de BMW han aumentado un 10 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior. Una razón más para empezar el año con optimismo e ir desglosando los planes de futuro y de ampliar hacia abajo la gama de modelos del fabricante.
Los planes de futuro pasan exactamente por la futura Serie 1, que es el nombre del coche más pequeño de BMW. Su incorporación al mercado está prevista para el año 2004. El más accesible de los BMW irá a ocupar un puesto entre la Serie 3 y la marca Mini, que también pertenece al fabricante de Munich.
Los únicos detalles que se conocen sobre el modelo son que será un tracción trasera, tendrá una buena dirección, mucha calidad y que producirá, según BMW, "mucha diversión al conducir".
Otro de los proyectos de los bávaros es volver a construir un gran sportcoupé, el BMW serie 6. Con este proyecto, que ya está en desarrollo, la empresa vuelve a encontrar un sustituto para el exitoso coupé Serie 6 que fue construido entre 1976 a 1989. De este nuevo sportcoupé también se ofrecerá una versión descapotable.
Por el momento, BMW se ha presentado en Ginebra con buenos resultados y su compacto de la Serie 3 con la ahorrativa generación de motores valvetronic. Otra de las primicias mundiales de la marca ha sido el motor Diesel en el todoterreno X5.
Mientras, las ventas de BMW avanzan a tan buen ritmo que el responsable de finanzas, Helmut Panke, no teme ni la caída de ventas que está experimentando el mercado estadounidense y confía en aumentar el volumen de ventas en este mercado durante el presente ejercicio.