El juicio por discriminación contra Ford empieza esta semana

Ford fue denunciado a comienzos de este año por clasificar a sus trabajadores e impedir a una parte de ellos la posibilidad de promocionar, ahora se va a celebrara el juicio.

La firma automovilística Ford está acusada de discriminación por los directivos de nivel medio de esta marca. Según los denunciantes, cuyo juicio se inicia esta semana, Ford realizó unas clasificaciones de empleados bajo un programa conocido como Performance Management Process (PMP). Dicho programa perjudicaba a los trabajadores de mayor edad y a algunas empleadas, que conservaban sus puestos durante bastante tiempo sin darles oportunidad de promocionar y sin los aumentos de salario consecuentes.

Bajo el PMP se clasificó a 18.000 empleados, que fueron asignados a tres niveles diferentes. El 10 por ciento de los trabajadores fueron incluidos en el grupo A, un 80 por ciento en el grupo B y otro 10 por ciento en el grupo C. En este último grupo, el C, los ascensos no eran posibles y, si se clasificaba a un trabajador dos años seguidos, incluso podían ser degradados de puesto.

La demanda fue presentada ante las autoridades judiciales estadounidenses en febrero pasado. Si prosperan estas demandas, cada persona que fue discriminada recibiría entre 5.000 (unas 900.000 pesetas) y 10.000 dólares (1.800.000 de pesetas) en concepto de aumentos, primas y promociones que no recibieron en su momento.