El Hummer H2 llegará a Europa en 2004

General Motors presenta estos días en Estados Unidos su impresionante Hummer H2, el derivado más civilizado de ese tremebundo Hummer de uso militar que utilizan las fuerzas armadas estadounidenses. A Europa llegará en 2004 y, desde luego, promete emociones fuertes.

El Hummer H2 llegará a Europa en 2004
El Hummer H2 llegará a Europa en 2004

"Pocas cosas pueden detener a este vehículo", asegura Michael C. DiGiovanni, director general de la marca Hummer. Y, a tenor de los datos que exhibe este colosal vehículo, parece que DiGiovanni tiene gran parte de razón.

El Hummer H2, versión lujosa del monstruoso Hummer militar, pesa casi tres toneladas y se mueve a velocidades propias de deportivo, con una aceleración de 0 a 100 km/h lograda en menos de 10 segundos. Además, según explican en General Motors, es capaz de sortear obstáculos impensables para otros todo-terreno puros, arrastra 3,1 toneladas y sus 4,8 metros se mueven con una agilidad impropia de su peso y tamaño.

Para lograr estas proezas, el Hummer cuenta con un motor V8 que cubica seis litros y llega a 316 CV, con un par de 490 Nm. Estas cifras explican por sí solas cómo logra el H2 lo relatado con anterioridad. Además, un avanzado sistema de tracción total se encarga de que toda esa fuerza esté siempre bien repartida entre los ejes.
Además de los bloqueos de diferencial y reductora, la transmisión automática permite activar un programa que actúa sobre el control de tracción y el ABS para autorizar un mayor grado de deslizamiento en el eje trasero, algo muy útil cuando se circula por superficies muy resbaladizas. Por si fuera poco, una suspensión neumática opcional permite aumentar la distancia libre al suelo en 12 mm (hasta los 267 mm), mejorando todavía más la capacidad de trabajo off-road. En su nuevo formato, el Hummer muestra su cara más apacible y lujosa. Colocado en el segmento más alto de los todo terreno, donde competirá con máquinas como el Toyota Land Cruiser HDJ 100 Mercedes Clase M y el Range Rover, el H2 busca también ganar la partida en confort y equipamiento.

General Motors asegura que en la dotación de serie del coche no se echa en falta ningún elemento. El interior es muy espacioso y permite añadir un sexto asiento en la zona del maletero, con lo que ofrece una opción que sus rivales no barajan.

En el panel de instrumentos se ha respetado el estilo fornido de la carrocería, con lo que, pese al lujo, quedará siempre un regusto militar en el diseño del habitáculo.

En principio, se producirán 40.000 unidades de este modelo, muy por encima de las 1.000 que se vendían del H1, el estadio anterior en la evolución del Hummer, más cercano al "zumbón" militar que a un coche de serie.