El Ford Focus, de nuevo a revisión en EE.UU.

Se trata de uno de los modelos más vendidos en el mundo, pero, en Estados Unidos, el Focus le está dando más de un quebradero de cabeza a la marca que lo fabrica, Ford. Ahora, ha tenido que llamar a revisión 569 unidades de la versión SVT del Focus por problemas en el control de crucero.

Por novena vez desde que salió al mercado en Estados Unidos, en el año 1999, el Ford Focus sufre una llamada a revisión. Esta vez se trata de un problema con el control de crucero, que sólo se da en las unidades de la versión SVT, una edición limitada del popular modelo, que se han fabricado y vendido entre noviembre de 2001 y este mes de abril.

Se trata de coches que han salido de la factoría de Hermosilla, en México, y cuyo problema, según la compañía Ford, no ha causado heridos o accidentes mortales.

El número de vehículos afectados es de 569 y, de momento, Ford ha ordenado que se detenga la distribución del modelo afectado hasta que se solucione completamente el problema.

Tras un análisis interno de calidad realizado por la compañía estadounidense se descubrió que al pisar el pedal del acelerador se "pillaba" un cable del control de crucero, causando un mal funcionamiento en el sistema. Una vez localizada la "avería", Ford se lo notificará al organismo norteamericano dedicado a "vigilar" en pro de la seguridad vial, la NHTSA.

En Europa, ninguna unidad afectada
Desde la compañía automovilística se ha insistido en que las llamadas a revisión afectan sólo a unidades fabricadas en Norteamérica, ya que los Focus que se venden en Europa tienen varias diferencias con los distribuidos en Estados Unidos.

De hecho, un reciente estudio de la Asociación de Inspecciones Técnicas en Alemania situaba al Focus como uno de los modelos de mayor calidad dentro de su segmento.

Según fuentes de la compañía, los procesos de fabricación, las infraestructuras, las diferentes normativas sobre emisiones contaminantes y la existencia de versiones distintas en Europa y Norteamérica son sólo algunos de los motivos que separan los Focus del Nuevo y el Viejo Continente.

La idea de Ford es estandarizar los procesos de calidad en todas sus fábricas, incluida la de Hermosillo.

Momentos difíciles

Esta última llamada a revisión de los Focus, la novena, no ha restado ni un ápice de popularidad al modelo, uno de los más vendidos en el mundo. Sin embargo, Ford no atraviesa el mejor momento de su historia y estos problemas en uno de sus vehículos no colaboran en el proceso de recuperación de la compañía.

Si recapitulamos, en el último año, la marca del óvalo se ha visto envuelta en el escándalo Explorer-Firestone, ha tenido que abordar un duro plan de recorte de gastos y con miles de despidos y ha sufrido más de una investigación por parte de la Administración estadounidense para comprobar la calidad de sus productos.