El esquema de carnés de motocicletas reducirá un 25 % el empleo en el sector

El esquema de permisos que pretende imponer en las motocicletas de alta cilindrada la Dirección General de Tráfico (DGT) provocará la pérdida de uno de cada cuatro empleos en este sector, es decir un 25 % de una plantilla global de 37.000 trabajadores, según el sindicato UGT.

El responsable de la división del automóvil de UGT, Rogelio Mena, también alude a los reciente cierres en Cataluña de las plantas de Yamaha y Derbi, como otras demostraciones del recorte significativo de trabajadores que ha acometido esta industria en los últimos años.

Para el sindicato socialista, introducir esta nueva regulación sin acomodarse al plazo marcado por la Directiva europea 'criminaliza al sector y pone en serio peligro su supervivencia'.

La reclamación sindical a la DGT incide también en el tratamiento de las estadísticas de accidentalidad de estos vehículos, que, en su opinión, generan un 'alarmismo injustificado'.

Los agentes sectoriales de la industria motociclista española se unen de esta forma en la reivindicación a la DGT de que acompase la publicación de la nueva reglamentación sobre la transición del carne A2 al A, para motos con potencia por encima de los 35 Kw, a los plazos establecidos por la Comisión Europea en la Directiva al respecto y no lo adelante dos años para evitar distorsiones legales en la libre circulación de estos vehículos por la Europa Comunitaria.

El pasado viernes, la DGT y varias asociaciones de motoristas acordaron que el mecanismo de transición del carné de conducir motocicletas tipo A2 al A no requerirá en los planes formativos de una distancia mínima de 500 kilómetros, tal como se exponía en el proyecto inicial.

El acuerdo establece una aceptación por las dos partes de no regular esa distancia mínima y reducir el horario mínimo de formación por debajo de las 17 horas inicialmente propuesto.

Para las asociaciones de motoristas, estas modificaciones supondrán un importante ahorro, ya que el coste calculado para los requisitos iniciales entre 800 y 1.000 euros, ahora queda en torno a una cantidad entre 100 y 300 euros.