El DAX 30 se deja casi un 2% por los malos datos en Europa y Estados Unidos

Los malos datos macroeconómicos en Europa y Estados Unidos lastraron hoy la bolsa alemana, que en una jornada pésima cedió todo lo avanzado en las primeras sesiones de esta semana.

El índice selectivo DAX 30, termómetro del mercado de valores de Fráncfort, cayó hoy un 1,92 % o 125,45 enteros, hasta los 6.410,11 puntos.

Por su parte, el MDax, que agrupa a las empresas intermedias, cayó un 1,49 %, hasta los 10.448,74 enteros; y el TecDax, que reúne a los valores tecnológicos, perdió un 1,85 %, hasta las 756,63 unidades.

Los estímulos positivos que animaron el principal parqué alemán durante el arranque de la semana -esencialmente, los acuerdos de la cumbre de Bruselas- se esfumaron con el paso de los días y hoy pesaron especialmente los malos datos de empleo provenientes del otro lado del Atlántico y la decisión de ayer del Banco Central Europeo (BCE).

El índice de desempleo en Estados Unidos se mantuvo en junio en el 8,2 %, según informó hoy el Departamento de Trabajo, y la mayor economía del mundo tuvo el mes pasado una ganancia neta de tan sólo 80.000 empleos, muy por debajo de lo que esperaban los analistas.

Además, siguió ensombreciendo el ánimo de los inversores europeos la decisión del BCE de ayer, que pese a que rebajó en 25 puntos básicos los tipos de interés en la eurozona, no anunció medidas extraordinarias para revitalizar el crecimiento en Europa, tal y como esperaban muchos expertos.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde anunció hoy en Tokio que la próxima actualización de las perspectivas económicas globales de su institución reflejará una inclinación 'a la baja' y estarán por debajo de las previsiones publicadas hace tres meses.

Entre los valores del DAX 30 más afectados por las pérdidas se encontraron los títulos de la industria del motor: las participaciones de BMW se dejaron un 4,55 % y las de Daimler -fabricante de Mercedes- cedieron un 3,31 %.

El gigante tecnológico alemán SAP vivió también una jornada negra y sus acciones perdieron un 4,43 %, al igual que el Deutsche Bank, la mayor institución financiera alemana, que cedió un 4,68 %.

Según algunos medios de comunicación, la autoridad financiera alemana (BaFin) está investigando a esta entidad por la manipulación de los tipos de interés, de manera similar al escándalo destapado recientemente en el Reino Unido.

La aerolínea Lufthansa, por su parte, experimentó una subida del 0,77 % en su cotización, gracias a la previsible caída de los precios del petróleo en los próximos meses.