El DAX 30 cierra de nuevo a la baja otra negociación nerviosa

El DAX 30 de Fráncfort cerró hoy a la baja una negociación nerviosa a la espera de conocer el resultado de la elecciones parlamentarias en Grecia el domingo.

El DAX 30 perdió hoy un 0,23 %, hasta 6.138,61 puntos, en una negociación con un volumen de contratación de 142,2 millones de acciones, por valor de 2.910 millones de euros.

La tendencia positiva de Wall Street permitió a la renta variable alemana cerrar con un descenso moderado.

El índice de precios de consumo (IPC) bajó en EEUU un 0,3 % en mayo, la mayor disminución mensual en tres años y medio, lo que situó en un 1,7 % la inflación en los últimos doce meses.

Estas cifras hablan a favor de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) aplique un nuevo programa de compra de deuda para apoyar la coyuntura.

Las emisiones de deuda estatal constatan la difícil situación que atraviesa la zona del euro por la crisis de endeudamiento.

El Tesoro italiano logró colocar 3.000 millones de euros en bonos a tres años, pero tuvo que aumentar el tipo de interés y pagar el 5,30 %, muy por encima del 3,91 % de la pasada emisión de mayo.

La agencia Moody's ha rebajado la calificación de España -dejándola en 'Baa3' a un paso del bono basura-, así como la de Chipre.

BMW cayó un 2,6 %, hasta 56,29 euros, y Daimler perdió 2 %, hasta 33,59 euros, después de que dos bancos de inversión revisaran a la baja sus pronósticos de crecimiento para China.

El grupo industrial ThyssenKrupp cedió un 1,3 %, hasta 11,58 euros.

Bayer ganó un 1,4 %, hasta 52,16 euros, y el grupo de suministro energético E.on subió un 0,9 %, hasta 15,02 euros.