El crudo no para de subir

El crudo volvió a subir en el día de ayer en el mercado de Nueva York. El alza, de 0,13 dólares respecto a la anterior sesión, se produjo a causa, entre otros factores, de que las reservas de petróleo almacenadas en los Estados Unidos aumentaron menos de lo previsto.

Los datos de las reservas son comunicados todos los miércoles por la Agencia de información de Energía, y, en esta ocasión, no cumplieron las expectativas de los expertos. Los analistas del sector vaticinaban un crecimiento de algo más de un millón de barriles, aunque finalmente las reservas sólo aumentaron en 800.000 unidades. Otro de los factores que ha podido influir en el alza de los precios ha sido la inestabilidad constante en la zona de Oriente Medio. Sin embargo, los últimos atentados contra oleoductos en el norte y sur de Irak no han inquietado demasiado a los mercados por el momento, pues éstos parecen preparados para situaciones similares durante este período. Incluso, se tiene el convencimiento de que la situación se enrarecerá aún más a medida que se acerca el 30 de junio, fecha prevista para el traspaso de soberanía al gobierno iraquí. La subida continua del petróleo está teniendo consecuencias muy negativas para la economía europea. Ha provocado, a través del incremento del precio de los combustibles y del transporte, que la inflación se haya disparado en la zona euro hasta un 2,5 por ciento, la cifra más alta en los últimos dos años. En España, el alza de la inflación fue más marcado y se llegó hasta el 3,4 por ciento, por encima de otros países comunitarios como Alemania (2,1 por ciento), Italia (2,3) y Francia (2,8).Incluso, el Banco Central Europeo (BCE) está planeando revisar los métodos para pronosticar la tasa de inflación en la zona euro. El BCE quiere adoptar un sistema en el que se incluyan los precios del crudo en el mercado al contado y no los de los contratos de futuros.