El Congreso discute cómo sancionar el exceso de velocidad

Todas las fuerzas políticas están de acuerdo en endurecer los castigos por conducir por encima de los límites fijados, ya que el exceso de velocidad causó más del 26 por ciento de las 4.295 muertes que se produjeron en las carreteras españolas durante el año pasado, pero los distintos partidos no consiguen acercar sus posturas sobre cuál debe ser el límite que se considere falta muy grave.

El Congreso discute cómo sancionar el exceso de velocidad
El Congreso discute cómo sancionar el exceso de velocidad

La próxima Ley de Seguridad Vial seguramente será recordada por la dificultad de su aprobación. Esta normativa, con la que se estrenó Mariano Rajoy como ministro del Interior, todavía no ha salido del Congreso y hoy será sometida, por tercera vez, a debate.
Los distintos grupos políticos llevan diferentes ritmos. No se trata de una frase hecha, ya que el exceso de velocidad provoca fisuras en la nueva normativa. Concretamente, el Congreso debate a partir de qué velocidad se puede sancionar a un conductor con una falta muy grave. PSOE quiere que se considere como tal exceder en un 50 por ciento el límite permitido, mientras que CiU pretende que esta sanción recaiga si un conductor supera en 40 kilómetros el tope legal. Parece un juego de palabras, pero las consecuencias de estas propuestas son bastante distintas.
Para empezar, la consideración de falta muy grave es muy importante, ya que, a partir de dos de estas sanciones, se retirará el carné de conducir. Además, una simple foto del radar es suficiente para justificar el exceso de velocidad y multar al conductor con una sanción que varía desde las 15.000 a las 100.000 pesetas.
Con la propuesta socialista, esta infracción máxima recaería a los conductores que en autovía circulasen a 180 km/h, pero para los convergentes se limita a 160 km/h. Las diferencias se hacen más notables en ciudad. Según los nacionalistas catalanes, en la avenida Diagonal de Barcelona, donde el límite es de 50 km/h, siguiendo el criterio del PSOE, ir a 75 ya sería muy grave. Por eso, quieren que se establezca un mínimo de 40 km/h por encima del máximo.
Los socialistas replican que, como propone CiU, en zonas limitadas a 20 por hora, podrían circular hasta a 60 km/h, el triple del tope permitido, y no sería falta muy grave. Esta formación política también sugiere que superar en un 50 por ciento los límites de velocidad fuera considerada "conducción temeraria", si concurren otras circunstancias agravantes, como el mal tiempo o la escasa visibilidad, pero todos los demás partidos se han mostrado en contra.

Los mejores vídeos