El comité de empresa de Santana alcanza un preacuerdo con la Junta

La Junta de Andalucía y los sindicatos llegaron ayer a un preacuerdo sobre el ajuste laboral en la factoría de Linares (Jaén) en el que se recogen 600 prejubilaciones para los mayores de 50 años, a los que se les asegura el 90 por ciento de la base reguladora del salario.

El consejero de Empleo, José Antonio Viera, ha avanzado que este compromiso establece que 600 trabajadores se queden en Santana Motor, otros 600 se acojan a un plan de ayudas sociales o prejubilaciones y 365 pasen a las empresas privadas que compren líneas de negocio de la factoría.
Viera ha asegurado que los empleados que pasan al sector privado lo hacen con las mismas condiciones salariales que tienen en Santana y ha destacado que este aspecto ha sido uno de los "caballos de batalla" de la negociación.
Asimismo, ha precisado que el documento tiene que ser presentado al Consejo de Gobierno, además de conseguir la aprobación de los trabajadores de la factoría de Linares.
El consejero no precisó como se financiará el pago de las prejubilaciones, aunque confía en la colaboración del Gobierno central, ya que, según ha afirmado, "Rato, ministro de Economía, es el primer interesado en que la actividad siga adelante en Santana".
El preacuerdo mantiene las rentas de los trabajadores y garantiza las de la comarca, tal como se propuso la Junta al abordar la negociación con los sindicatos.