El coche solar más rápido del mundo, en Madrid

Nuna2, un vehículo solar que ha batido récords de velocidad, finaliza hoy un viaje que le ha llevado a través de 15 países europeos. Ayer completó la etapa que terminaba en España y “aparcó" en Villafranca del Castillo (Madrid), donde decenas de niños admiraron este particular coche.

El coche solar más rápido del mundo, diseñado por universitarios holandeses, realizó ayer la penúltima parada de su largo recorrido. La ESA (Agencia Europea del Espacio), que lo ha dotado de la tecnología que lleva en sus paneles, acogió en sus instalaciones de Villafranca del Castillo al Nuna2. Hoy se pone otra vez en marcha para finalizar un viaje de 6.500 kilómetros, una nueva marca para un vehículo de este tipo.El 29 de mayo salió de Atenas y, escoltado por 15 expertos, ha recorrido 600 kilómetros diarios. Su destino es Lisboa, donde llegará hoy, coincidiendo con el inicio de la Eurocopa. El diseño de este coche, que no consume ni una gota de gasolina, es muy llamativo: cuenta con una longitud de casi cinco metros, tiene tres ruedas (dos delanteras y una trasera) y está compuesto por una plataforma de 9 m2. A lo largo de ella, se reparten 3.000 células solares realizadas en arseniuro de galio. Éstas transforman la energía que captan en electricidad, necesaria para mover el motor que impulsa al vehículo. “Dispone de buscadores del punto de conversión óptimo de energía, pequeños dispositivos que garantizan el equilibrio adecuado entre la energía proporcionada por la batería y la procedente de las células solares, incluso en las situaciones menos favorables, como sombras o nubosidad", explican los organizadores del proyecto.Al frente del automóvil se sitúa el piloto, que dirige el coche mediante dos palancas. Cuenta con dos pedales para acelerar y frenar, como en los vehículos automáticos. No lleva aire acondicionado y la temperatura en el interior de la reducida cabina pueden alcanzar los 50 grados. Además, la postura de conducción es algo incómoda (el automovilista va prácticamente tumbado, como en un Fórmula Uno), por lo que para cada dos horas. El equipo de investigadores que acompaña al Nuna2 –cinco coches y un camión que lo socorre en caso de avería- ha designado como piloto oficial al astronauta holandés Wubbo Ockels. Este vehículo fue el vencedor de la “World Solar Challenge", carrera que se celebra todos los años desde Darwin hasta Adelaida (Australia). Cubrió un trayecto de 3.010 kilómetros a través de desiertos en un tiempo de 31 horas y cinco minutos, a una velocidad media de 97,2 km/h. Así, consiguió batir el récord de su predecesor, el Nuna1: 32 horas y 39 minutos en 2001. La meta que persigue el proyecto es profundizar en la materialización de “pruebas" que puedan traducirse “en algún tipo de tecnología que se aplique en los coches del futuro. En este caso concreto, es muy interesante la tracción de un motor eléctrico a una rueda", ha explicado Valeriano Claros, director de la estación de Villafranca del Castillo.La capital portuguesa también ha sido el destino del coche de hidrógeno de Opel, que alcanzó ayer su meta tras recorrer 9.696 kilómetros.

Este prototipo, basado en el monovolumen Zafira, inició su viaje hace 38 días en Noruega. Tras pasar por 14 países (entre ellos, España), ha duplicado el anterior récord de distancia de un coche con pila de combustible y ha demostrado, según la filial española de Opel, la viabilidad en carretera de este sistema de propulsión alternativo. Su buen comportamiento ha quedado fuera de toda duda tras pasar por distintos tipos de vías y someterse a variaciones de temperatura de más de 35 grados. Durante las 20 etapas de su marcha, no se han producido paradas imprevistas. Las únicas reparaciones necesarias han consistido en la actualización del software al principio del recorrido, la sustitución de cinco sensores de temperatura y el intercambio (en dos ocasiones) del mecanismo de aparcamiento.El Hydrogen3, como se conoce a este coche, está impulsado por un motor eléctrico de 82 CV. Cuenta con tracción delantera y acelera de 0 a 100 km/h en 16 segundos. Su velocidad máxima es de 160 km/h. Autopista Online lo ha probado cuando pasó por España; en el enlace que aparece bajo estas líneas encontrarás nuestras impresiones.Para reponer el hidrógeno que emplea la pila de combustible, la firma Linde proporcionó una estación de servicio móvil, instalada en un camión. El repostaje tiene una duración media de cuatro minutos, similar al del proceso convencional.Hasta que llegue la producción en serie de estos sofisticados prototipos, existen alternativas para todos aquellos que quieran cuidar el medio ambiente. Es el caso de los vehículos híbridos, como el Honda Civic IMA o el Toyota Prius. Este último ha aumentado su comercialización en los mercados europeos y, especialmente, en nuestro país, donde ya ha vendido 403 unidades este año. Varios ayuntamientos españoles (Ávila, Barcelona, Madrid, Bilbao, León, Málaga…) subvencionan la compra de estos automóviles con ayudas que van desde los 15 hasta los 42 euros en el impuesto de circulación. El Gobierno de Castilla y León, por su parte, ofrece 2.500 euros a los particulares que deseen adquirir uno de estos coches.