El Civic lidera la clasificación de coches robados en los EE.UU

El Honda Civic fue el coche más robado en el año 2000 en los Estados Unidos mientras que el Plymouth Breeze fue el poseedor del ratio más grande: 11,1 por cada 1.000 vehículos.

La media de vehículos robados en Estados Unidos fue de 2,.89 unidades por cada 1.000, una cifra que no difiere demasiado respecto a la del año pasado, según un estudio realizado por parte de la Agencia Federal de Seguridad en el Transporte en Carretera (NHTSA) a partir de unos datos del FBI.

Destaca el dato de que entre los 10 modelos que tienen medias de robo más altas se encuentran seis pertenecientes al consorcio DaimlerChrysler. Según un portavoz de la compañía, este dato no es demasiado significativo: "cada uno de esos modelos tienen modernos sistemas antirrobo. Los resultados no significan que sean más fáciles de robar".

Porcentualmente, el más robado fue el citado Plymouth Breeze (en la foto), seguido por el Mitsubishi Montero y el BMW X5. Cuantitativamente, el vehículo más sustraído fue el Honda Civic (1.807 unidades), tras él se sitúan el Dodge Intrepid y el Pontiac Grand Am.

Los analistas de la NHTSA no han hecho comentarios al respecto de por qué unos vehículos son más robados que otros. El que sí ha opinado sobre el asunto ha sido uno de los portavoces de Honda, John Watts, que ha indicado que el Civic quizá liderara la clasificación en robos porque era una pieza apetitosa para el mercado negro de piezas de segunda mano.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.