El Citroën Xsara Picasso crea polémica

Acaba de llegar al mercado francés el nuevo modelo Citroën Xsara Picasso y trae consigo controversias. El nombre del modelo ha indignado al director del Museo Picasso de París, que piensa que se confundirá la singularidad del pintor malagueño con una "serie producida por la técnica", refiriéndose a los 170.000 vehículos que la marca gala fabricará en este año. Las opiniones de dicho director, Jean Clair, aparecieron hace unos días en el periódico galo Libération.
La empresa que gestiona los derechos del nombre del pintor, dirigida por Paul Picasso, heredero del artista, ha declarado que han negociado con Citroën durante seis o siete meses para permitir el uso del nombre del célebre malagueño, aunque el montante de la operación no ha sido desvelado. Según Citroën, ellos sólo pueden utilizar el nombre de Picasso para el modelo y para sus campañas de publicidad y promoción, además, afirman que "el vehículo es en sí una obra de arte". Los puntos comunes entre André Citroën y Pablo Picasso los justifica la marca automovilística como uno de los motivos para la elección de este emblemático nombra para su modelo: ambos fueron hombres creativos y vanguardistas que marcaron su tiempo.