El bajón de EADS, protagonista de la caída del 1,18 % del CAC-40

La Bolsa de París vivió hoy una jornada de caídas, en espera de noticias de la Reserva Federal de Estados Unidos, y su índice general terminó con un retroceso del 1,18 %, al que contribuyó de forma muy especial EADS.

El CAC-40, que finalizó en 3.502,09 puntos, frente a los 3.543,79 puntos de la víspera, desde primera hora de la mañana había cotizado a la baja y la tendencia se agravó conforme avanzaba el día.

El mínimo lo marcó en torno al momento de la apertura de los intercambios en Wall Street, cuando el indicador de tendencia del mercado francés cayó por debajo del umbral simbólico de los 3.500 puntos, hasta 3.494,11 puntos.

Al finalizar esta jornada de actividad media -cambiaron de manos títulos por valor de 3.045 millones de euros-, la Bolsa de París había pasado a presentar un balance ligeramente negativo en la última semana (0,22 %), aunque conservaba un avance del 2,21 % en un mes y del 20,97 % en evolución interanual.

La tendencia que dominó entre los operadores fue la de moderación ante las expectativas sobre la reunión de la Reserva Federal, y la actualidad de la zona euro quedó en un segundo plano de atención, más allá de la emisión de deuda italiana, con un tipo de interés netamente a la baja.

En lo que respecta a los valores, el gran protagonista en el parqué de París fue EADS, que sufrió un descalabro del 10,20 % tras hacer público ayer que está negociando una fusión con el británico BAE Systems.

Ese anuncio se hizo necesario ante los rumores que habían circulado ayer en el mercado sobre esa operación, y que ya habían supuesto entonces una pérdida del 5,63 %.

Analistas como los de Citigroup o Deutsche Bank han rebajado sus recomendaciones sobre el título del gigante europeo del sector aeroespacial y la defensa por las incertidumbres sobre esa unión, en la que van a estar implicados varios Estados, y por tanto consideraciones políticas.

Mucho más moderadas, pero también relevantes fueron las caídas de los valores financieros, muy sensibles a la situación de la zona euro y a las noticias que debían llegar de Washington.

Así Société Générale fue el tercer mayor descenso del CAC-40 tras el de EADS y el de Vinci (-3,62 %) al perder un 3,26 %.

Crédit Agricole reculó un 2,55 %, BNP Paribas un 1,57 % y AXA un 1,29 %.

PSA Peugeot Citroen, que lleva semanas en el ojo del huracán por su delicada situación financiera, se depreció un 2,56 % después de que el ministro francés de la Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg, advirtiera de que su plan de reestructuración comunicado en julio pasado no es aceptable y debe ser rectificado.