El automovilista francés gastó más en 2011, sobre todo por el combustible

El automovilista tipo francés gastó el pasado año de media un 4 % más que en 2010 en caso de utilizar un coche de gasolina y un 2,5 % si era diesel, según el estudio anual presentado hoy por el Automóvil Club.

Un propietario de un Renault Clio de gasolina tuvo en 2011 un presupuesto medio de 5.976 euros, con un incremento del 4 % causado sobe todo por el tirón del carburante ( 11 %), pero también por el precio de adquisición del vehículo ( 3,7% de subida), explicó el Automóvil Club en su informe.

Eso pese a que el automovilista tipo recorrió 9.022 kilómetros, 54 menos de los que había hecho en 2010.

Del total del dinero consagrado a su coche durante el año, el 46,5 % (2.776 euros) fue para la adquisición del vehículo, el 13 % al carburante, el 12 % al mantenimiento, el 10 % al seguro, el 9 % al garaje, el 6 % a costos financieros y el 3 % a peajes.

Con un Peugeot 308 diesel, y un 15.476 kilómetros recorridos (172 menos que el ejercicio precedente), el conductor francés tuvo que desembolsar 7.654 euros, un alza del 2,5 % debido básicamente al gasóleo ( 15,2 %).

En caso de optar por un coche de bajo costo, como el Logan del grupo Dacia, el costo medio para el automovilista tipo fue de 4.479 euros anuales.

Con el mismo kilometraje, el uso de un Logan diesel fue un 24 % más barato que el de uno de los vehículos de fabricación francesa, gracias a un ahorro del 43 % en la compra.

Los mejores vídeos