El Audi A2 no convence a los posibles compradores

La marca alemana tiene más dificultades de las esperadas para comercializar el A2, su modelo más pequeño. En Alemania se van a ofrecer paquetes especiales de equipamiento y una nueva campaña de publicidad para intentar que llegue al público. En España, sus ventas van según las previsiones.

El benjamín de Audi, el A2, estará disponible en septiembre
El benjamín de Audi, el A2, estará disponible en septiembre

"Hemos escuchado demasiado poco a los clientes", con estas palabras Georg Flandorfer, responsable de distribución de Audi, daba a entender la razón por la cual no acaban de despegar las ventas del A2. Flandorfer ha hecho estas declaraciones al diario económico alemán "Handelsblatt" y ha explicado que a los potenciales clientes del A2 todavía hay que mostrarles las ventajas del benjamín de Audi.
El año pasado se consiguieron vender en el mercado germano, el más importante de Europa, unas 10.000 unidades, una cantidad insuficiente desde el punto de vista de los fabricantes de Ingolstadt.
Una nueva campaña de publicidad y la oferta de paquetes de equipamientos que permiten al cliente ahorrarse hasta 2.000 marcos, unas 160.000 pesetas deben cambiar esta situación, al menos en Alemania.
Para Flandorfer, el principal obstáculo para la comercialización del vehículo es su precio, que hace que los interesados se decanten por su hermano mayor el A3. Otro impedimento es la escasa presencia del A2 en las calles y carreteras del país germano, por lo que probablemente se incrementen las ventas a empresas de alquiler para hacerlo un vehículo más conocido.
Para el presente año se quieren construir y vender unas 50.000 unidades y la consigna desde Ingolstadt es la de aguantar. Las miradas miran hacia el smart, un coche que a pesar de sus difíciles comienzos ha conseguido aguantar el tirón y dar dinero, eso sí, seis años después de su lanzamiento.
Aquí en España, una portavoz de Audi asegura estar satisfecha con las ventas, "aunque sea un coche que cuesta algo más vender". El coche empezó a comercializarse en nuestro país el pasado septiembre y hasta final de año se vendieron 800 unidades. Las expectativas de ventas para el mercado español para este año son de unas 3.000 unidades y por el momento, según esta portavoz, se van cumpliendo.

Los mejores vídeos