El alcalde de Lleida solicita que la A-2 sea gratuita

El alcalde de Lleida ha solicitado que la A-2 sea gratuita mientras duren las obras en los túneles del Bruc. El próximo lunes se corta un nuevo carril en sentido Barcelona y las rutas alternativas son demasiado costosas en dinero y en tiempo, asegura el responsable municipal de la capital de esta provincia catalana.

Antoni Siurana, alcalde de Lleida, ya ha mandado cartas al máximo responsable de Fomento -el ministro Álvarez Cascos- y de la Generalitat -Jordi Pujol-. En estas misivas, el alcalde explica "el agravio comparativo que supone, a todos los niveles, el corte de tráfico en estos túneles".

Según Siurana, con dichas obras, la única alternativa para ir de Lleida a Barcelona con coche es la autopista de peaje, la A-2. Si los conductores quieren evitar esta vía, tendrán que ir a Barcelona por el Montblanc (lo que incrementa el recorrido en 30 kilómetros) o viajar a Manresa por el Eix Transversal (una ruta de más de 20 kilómetros).

"Cuando se han dado situaciones similares en otros puntos de la infraestructura catalana, se ha negociado con la concesionaria de las autopistas para lograr que no se pague en la vía alternativa", asegura el alcalde.

Los dos túneles del Bruc son transitados cada día por 4.000 camiones y 14.000 vehículos procedentes de la provincia de Lleida. Fomento ha iniciado la construcción de galerías de evacuación y está acondicionando el sistema de extracción de humos, unos trabajos que, según estima, le llevarán alrededor de cuatro meses.

La Cámara de Comercio e Industria de Lleida no es tan optimista: han calculado que las obras se prolongarán durante más de ocho meses (el doble de lo que asegura Fomento). A los habitantes de las cuatro comarcas de Lleida más cercanas a Barcelona, según este organismo, sufrirán unas pérdidas entre 18 y 26 millones de euros (entre 2.994 y 4.326 millones de pesetas).