Duratec SCI, la apuesta de Ford por la inyección directa de gasolina

Los salones son el mejor escenario para anunciar cambios en las compañías automovilísticas y así lo ha entendido Ford, que está aprovechando Ginebra para realizar varios anuncios sobre su futuro cercano. La marca del óvalo ha adelantado la próxima introducción de una familia de motores de inyección directa de gasolina y la posibilidad de desarrollo de una versión con techo duro del futuro descapotable Street Ka, que se fabricará en Valencia.

La marca norteamericana Ford ha anunciado que la mayoría de sus modelos de pequeño tamaño incorporarán un motor de inyección directa de gasolina a partir de 2003.

Esta familia de propulsores se conocerá como Duratec SCI (Smart Charge Injection, Carga Inteligente de la Inyección) y el primer representante de la misma será uno de 1,1 litros que debutará en el Ford Fusión.

Según los directivos de la marca, Ford ha aprendido de su experiencia con la segunda generación de motores Diesel de inyección directa TDCi.

Sin embargo, éste no ha sido el único anuncio de futuro que ha llevado a cabo la marca norteamericana. Ford ha señalado que está contemplando la posibilidad de fabricar una versión con techo duro del Street Ka. Este último, un deportivo descapotable que se fabricará en Valencia (en la foto), saldrá al mercado en 2003 y toma como base la plataforma del más pequeño de los Ford, el Ka.

Por otra parte, Ford España ha indicado que prevé una "sensible" mejora de sus resultados para el ejercicio 2001, tras las perdidas que sufrió en 2000, que ascendieron a 60 millones de euros (9.983 millones de pesetas). A pesar de esto, el consejero delegado de la filial española de Ford, José Manuel Machado, ha afirmado que "todavía es pronto para saber si tendremos pérdidas o ganancias".

Con el fin de evitar precisamente eso, pérdidas, las plantas norteamericanas de Ford han puesto sus ojos en las fábricas del Viejo Continente. La marca del óvalo quiere que flexibilicen sus líneas de producción y den cabida a la producción de más de un modelo al mismo tiempo, algo habitual en Europa. La reducción de costes sería considerable.