Dos patrulleras chinas entran en aguas de las islas disputadas con Japón

Dos patrulleras chinas de vigilancia entraron a primera hora de hoy en aguas territoriales de las conflictivas islas Senkaku/Diaoyu, foco de una tensa disputa entre China y Japón, informó la agencia Kyodo.

La 'intrusión' de las patrulleras Haijian 66 y Haijian 46 en aguas que Japón considera suyas llevó a la reunión de un equipo de seguimiento en la Oficina del Primer Ministro para estudiar contramedidas, detallaron fuentes oficiales.

El suceso se produjo en un momento de serio deterioro de las relaciones entre ambos países por el conflicto territorial en torno a este pequeño archipiélago deshabitado del Mar de China Oriental, cuya soberanía reclaman Japón, China y Taiwán.

La tensión se disparó tras la compra por parte del Gobierno japonés, el pasado 11 de septiembre, del territorio de varias de estas islas a su propietario nipón, lo que suscitó protestas de Pekín y Taipei y reavivó el sentimiento antijaponés en China, con una ola de manifestaciones contra el país vecino.

En medio de la escalada de la disputa, Pekín anunció ayer su decisión de aplazar hasta nueva orden los actos para celebrar el 40 aniversario de la normalización de las relaciones diplomáticas con Japón, previstos para esta semana.

El Gobierno chino, al mismo tiempo, tiene previsto enviar hoy una delegación diplomática a Japón, encabezada por el ex director general para asuntos asiáticos Yang Yanyi, en una visita de cuatro días destinada a intentar aliviar tensiones con Tokio.

Además, una veintena de líderes empresariales japoneses preparan una posible reunión con representantes del Gobierno Chino a partir de mañana, martes, en Pekín con el mismo objetivo, según Kyodo.

La delegación empresarial que viajará a China incluye al presidente de la Federación de Empresas de Japón, Horimasa Yonekura, además de un alto cargo del grupo automovilístico Toyota y miembros de la organización de amistad Japón-China.

La visita estaba programada con anterioridad a la escalada de la tensión e iba a contar con una comitiva de 175 personas, pero su tamaño se redujo debido al conflicto.

El archipiélago en disputa está a 250 kilómetros de la costa de China continental y a 200 al oeste del archipiélago japonés de Okinawa, y se cree que sus aguas podrían contar con grandes recursos marinos y energéticos.

Los mejores vídeos