Dirección y sindicatos de Nissan mantienen diálogo abierto para fabricar más

La dirección y el comité de empresa de Nissan en Barcelona han acordado, tras una reunión en la que ha participado también el gobierno catalán, mantener abierto el diálogo para que la planta barcelonesa aumente su producción con más vehículos y nuevos modelos.

La reunión lega después de que la Generalitat haya instado a las dos partes a volver a sentarse a negociar para no perder la oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo en la planta de Barcelona.

Nissan ha explicado en un comunicado que la Generalitat se ha prestado a 'colaborar con el fin de que ambas partes alcancen un acuerdo, no solo provechoso para la planta de Barcelona, sino para todo el tejido industrial de Cataluña'.

Fuentes sindicales han asegurado que la reunión de hoy ha servido para que todas las partes mantuvieran abierta la puerta al diálogo y han comentado que ni la empresa ni el comité dan por perdida la opción de que Nissan aumente su producción de la furgoneta 'pick up'.

En el comunicado, el consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, ha celebrado la postura de la Generalitat, 'que demuestra su compromiso con el tejido industrial y su apuesta por una industria fuerte con un impacto positivo en el entorno socioeconómico y que impulsa el crecimiento de este país hacia la salida de la crisis', ha dicho.

'Aprovecharemos esta oportunidad para demostrar a Nissan en Japón que la planta de Barcelona, los sindicatos y el Gobierno podemos trabajar unidos para mejorar nuestra competitividad', añade Torres.

La empresa pedía a la plantilla una mayor flexibilidad en las condiciones de trabajo, con la creación de bolsas de días y horas y permitiendo que la planta no cierre en agosto, además de plantear que los nuevos trabajadores que fueran contratados cobraran menos que los que ya están en la firma, unas negociaciones que se cerraron sin acuerdo el pasado 7 de septiembre.