Dirección de Opel y sindicatos se enfrentan en la forma de reducir la producción del Corsa

La sección sindical de Comisiones Obreras (CC.OO) plantea este lunes al Comité de empresa de Opel-España la posibilidad de negociación de medidas de flexibilidad laboral siempre y cuando la compañía alemana acepte la jornada laboral anual.

CC.OO quiere buscar una alternativa a la "jornada irregular" que ha planteado la dirección de la compañía. Opel quiere reducir la producción del Corsa en la planta de Figueruelas (Zaragoza) durante veinte jornadas más.

La dirección de la automovilística pretende, para lograr este objetivo, reducir hasta en 25 las jornadas de producción, sin pérdida de salario de los trabajadores, quienes posteriormente deberían recuperar esos días en años sucesivos con la posibilidad de trabajar hasta 10 sábados anuales y la supresión de los nueve días de vacaciones flotantes con que cuenta la plantilla.

El portavoz de la compañía, Juan Manuel Garicano, ha asegurado que la fórmula propuesta por Opel permitirá "trabajar menos" cuando la demanda lo requiera y aumentar la producción y "trabajar más" en momentos en que lo reclame el mercado.

Por su parte, Comisiones Obreras propone que la jornada anual se reduzca en 20 días y que las jornadas que se adeuden a la empresa sean recuperables en un plazo plurianual.

Con esta propuesta, se implantaría la jornada semanal de 35 horas pero "pero realizando el cómputo de estas horas anualmente, lo que permitiría trabajar más, tener menos días de vacaciones cuando el mercado lo reclame y se evitaría tener que trabajar los sábados", según Jesús Garcés, portavoz de CC.OO y secretario del Comité de empresa.

La previsión de producción del Corsa para 2002 ha disminuido desde las 394.000 hasta las 368.000 unidades (26.000 menos).

Los mejores vídeos