Diez años de Iveco Pegaso

Iveco-Pegaso ya lleva diez años instalado en nuestro país y continúa su apuesta por España. Con cuatro plantas de producción y más de tres mil empleados en nuestro país, esta empresa del Grupo Fiat ha anunciado un nuevo proyecto, que desarrollará junto a la Comunidad de Madrid: autobuses de "energía limpia".

Diez años de Iveco Pegaso
Diez años de Iveco Pegaso

El presidente del Gobierno, José María Aznar, acudió a las instalaciones madrileñas de Iveco Pegaso para felicitar a la compañía del Grupo Fiat. En este marco de celebraciones, Aznar se mostró orgulloso del estado de la industria automovilística española, que, según dijo, es una de las "piezas claves" de la economía de nuestro país por su incidencia en el Producto Interior Bruto, en la generación de empleo y en la balanza comercial.
El presidente del Grupo Fiat, Paolo Fresco, también dedicó palabras de respaldo a nuestro país, donde, según afirmó, se siente como en casa. Desde que, a través del Seat 600, producido bajo licencia Fiat, entró en España, el " trampolín de expansión" de este grupo en nuestro país no ha parado. En la actualidad, la multinacional de origen italiano posee aquí 22 empresas y 9 fábricas, factura casi medio billón de pesetas al año y da empleo a 6.000 personas.

Iveco-Pegaso, un futuro limpio
Iveco-Pegaso se instaló en España en 1991 y, en la actualidad, monta vehículos pesados en Madrid, ligeros, como el Daily, en Valladolid y autobuses y componentes para Irisbus, en la que participa -con un 65 por ciento- junto a Renault, en Barcelona y Mataró.
Esta producción se verá ampliada en breve, ya que el presidente del Grupo Fiat ha anunciado que, junto a la Comunidad de Madrid, desarrollará autobuses con motor de célula energética, lo que él denominó "la nueva frontera de la energía limpia".

Los mejores vídeos