Detenidos tres narcotraficantes en Pontevedra, a raíz de una investigación iniciada en Ibiza

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres narcotraficantes en un peaje próximo a Pontevedra, tras interceptar un vehículo que ocultaba 15 kilos de cocaína en un doble fondo del maletero, gracias a una investigación iniciada en Ibiza, a raíz de la introducción de grandes cantidades de cocaína en la isla durante la época estival, que era suministrada en los locales de ocio nocturno.

En un comunicado, el Ministerio de Interior ha indicado que tras interceptar la llegada de cocaína a Ibiza, los agentes policiales comenzaron entonces a seguir la pista de un hombre que se dedicaba al transporte de droga desde Madrid a la isla pitiusa y que fue arrestado cuando trasladaba un kilo de cocaína en el doble fondo de un turismo.

A través de esta detención, las pesquisas se centraron en dos hombres, afincados en Madrid, que eran los que abastecían de droga al detenido.

En cuanto al coche interceptado en Pontevedra, había partido de Madrid y su destino final era la localidad O Grove. Concretamente, fue detenido en un peaje próximo a Pontevedra junto a otro automóvil que realizaba labores de lanzadera para alertar de la presencia de los agentes.

Así, el Ministerio de Interior ha indicado que hay tres detenidos que distribuían la droga por diferentes puntos de España, al tiempo que ha detallado que los arrestados utilizaban un domicilio en la capital únicamente para almacenar la droga y acudían habitualmente al mismo para hacer creer a los vecinos que se trataba de una vivienda habitual y así no levantar sospechas. En los dos registros realizados, se intervinieron 14 kilos del mismo estupefaciente.

ELEVADO NIVEL DE VIDA

Por otro lado, ha revelado que los investigados poseían antecedentes por tráfico de estupefacientes y llevaban un elevado nivel de vida en una urbanización de lujo a las afueras de Madrid. Además, conducían vehículos de alta gama, a nombre de terceras personas y utilizaban testaferros para ocultar sus propiedades.

En esta línea, ha desvelado que estas personas utilizaban múltiples medidas de seguridad para evitar ser descubiertos, como la utilización de terminales telefónicos estancos que cambiaban semanalmente. Además, contaban con una tercera persona encargada de la entrega de la sustancia estupefaciente, una vez negociada la partida, en el punto convenido.

De forma paralela, los investigadores localizaron una vivienda que los traficantes tenían en Madrid y que era utilizada como lugar de almacenamiento de la cocaína. De este modo, acudían regularmente al inmueble con el propósito de darle un aspecto de morada habitual y evitar que los vecinos pudieran sospechar del verdadero uso que daban al domicilio.

La detención de estas personas se produjo cuando los agentes tuvieron conocimiento de que planeaban el traslado de una importante cantidad de sustancia estupefaciente a la zona de O Grove en Galicia.

Por este motivo, se estableció un dispositivo para intervenir la droga y proceder a la detención de los traficantes. Finalmente, en un peaje próximo a Pontevedra, se interceptó a dos automóviles, uno de ellos utilizado como lanzadera para avisar de los posibles controles policiales, y un segundo vehículo donde ocultaban 15 kilogramos de cocaína en un doble fondo del maletero.

En los registros posteriores realizados en las viviendas de los detenidos, se intervinieron cerca de 14 kilos de cocaína en paquetes de un kilogramo y con logotipos de dólar y de paz impresos para diferenciar la calidad de los mismos.

Asimismo, se incautó un vehículo de alta gama, una motocicleta de gran cilindrada, diversas escrituras de propiedad de inmuebles repartidos por todo el país, así como documentación manuscrita en la que se preparaba la introducción en España de un contenedor con clorhidrato de cocaína.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo Especial Contra el Crimen Organizado (GRECO) de Ibiza y Galicia y Brigada Central de Estupefacientes, dependiente de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial.