Detenidos dos atracadores de salones de juegos y casas de apuestas deportivas de Madrid

Agentes de Policía Nacional han detenido a dos personas acusadas de atracar empleando una pistola y a veces con suma violencia varios salones de juegos y casas de apuestas deportivas de la capital, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en un comunicado.

La investigación comenzó a finales del año pasado a raíz de las denuncias efectuadas por varios robos con violencia o intimidación ocurridos en salones de juegos y en establecimientos de apuestas deportivas de la Comunidad de Madrid.

Según las declaraciones de las víctimas y de los testigos, los atracadores tenían la particularidad de que siempre cometían los atracos ataviados con monos de trabajo de color azul y con una mochila de color gris. Los asaltantes esgrimían armas de fuego y no dudaban en recurrir a la violencia para adueñarse del dinero en efectivo que había en estos locales de apuestas deportivas.

Con toda la información obtenida, los investigadores comenzaron las pesquisas que condujeron a la detención de los presuntos responsables de estos hechos. Así, a principios del mes pasado, durante uno de sus atracos a un salón de juego, un agente detuvo 'in fraganti' a Edward Enrique C. C. que no pudo huir en el vehículo que, junto con su compinche, empleaban para asaltar casas de apuestas.

DENUNCIA FALSA

El propietario del automóvil, Janner Andrés Q. V., ante la posibilidad de que el agente que había detenido a Edward Enrique hubiera memorizado la placa de matrícula del coche con el que pretendían fugarse, decidió acudir a una comisaría de Policía donde denunciar su sustracción.

Una vez que los agentes recibieron la denuncia comprobaron que era falsa y advirtieron que en los datos aportados por Janner Andrés no coincidían ni las horas de la sustracción ni los hechos manifestados.

Posteriormente, los agentes localizaron y arrestaron a Janner Andrés, al que se le atribuyen hasta el momento la comisión de siete robos con violencia o intimidación y un delito de denuncia falsa. A su compinche Edward Enrique los investigadores lo consideran autor de al menos una decena de atracos. Ambos en determinadas ocasiones asaltaron incluso dos veces el mismo establecimiento de apuestas deportivas.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo II de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.