Detenido otro rally ilegal de millonarios

Esta vez, incluso lucían los dorsales en sus selectos coches: Ferrari, Rolls Royce, Aston Martin, Porsche o Maseratti. Otro rally ilegal organizado para multimillonarios ha vuelto a cruzar España a gran velocidad.

Detenido otro rally ilegal de millonarios
Detenido otro rally ilegal de millonarios

Los Mossos d’Esquadra detectaron ayer varios deportivos de lujo cruzando el paso fronterizo de La Junquera. Llevaban dorsales de carreras y conducían a gran velocidad. La patrulla advirtió a sus compañeros y se instalaron varios radares a lo largo de la autopista AP-7. Incluso un helicóptero les siguió desde el aire. Inmobilizaron a más de 70 coches, pero sólo pudieron detener a dos conductores y acusarles de un delito contra la seguridad del tráfico al ser “cazados" a más de 200 Km/h. Al resto, se les multó por exceso de velocidad. La mayoría pagó la multa de inmediato: 450 euros por participar en una prueba deportiva sin autorización y 360 por exceso de velocidad. Los conductores acompañaron a las patrullas hasta un aparcamiento de un supermercado de Tarragona, donde se inmobilizaron unos 40 vehículos. Sin embargo, un conductor –que carecía de carné- huyó de la policía. Además, se sospecha que otros 50 coches consiguieron burlar a los agentes. Sin embargo, según ha adelantado el jefe de tráfico de los Mossos de Tarragona, Agustí Migó, la cosa no se quedará ahí: podrían acusarles de asociación ilícita. De hecho, planearon un rally ilegal que atravesase varios países por carreteras convencionales poniendo en peligro a sus participantes. Formaban parte del Cannonball Run Europa, que –en esta edición- salía de Londres, con destino Perpiñán, para después enlazar con Benidorm y llegar hasta Marruecos. Ahora mismo, su página oficial está fuera de servicio, pero las bases para participar en este rally son similares a las del Gumball (otra carrera de millonarios que atravesó España a principios de mayo: puedes ver sus fotos bajo estas líneas). Se paga una inscripción de 12.000 euros, cantidad que puede incrementarse hasta los 300.000 euros a medida que avanzan puestos en su particular “general". Además, firman un contrato en el que libran de cualquier responsabilidad a los organizadores y que concluye con un lapidario artículo: “Entiendo totalmente que mi participación puede acarrear lesiones graves y/o la muerte de mí mismo o de otros". El pasado 10 de mayo, los Mossos también abortaron el Gumball 3000, un rally en el que toman parte 40 de los 500 hombres más ricos del planeta. Entre ellos, estaban famosos como Adrien Brody, ganador de un Óscar con El Pianista, o Paul Walker, el protagonista de A todo Gas; modelos como Joddie Kidd; músicos como Jamiroquai; miembros de la realeza como la princesa Tamara Czartoryski-Borbón o un sobrino del rey de Arabia Saudí e incluso ex pilotos de la Fórmula 1 como Damon Hill.Estas carreras se inspiran en la película Cannonball: un film de 1981 en el que Burt Reynolds y Roger Moore atraviesan todo Estados Unidos en una competición ilegal llena de trampas. Además, le dan un toque de exotismo: las etapas se programan para que a la llegada se celebren fiestas en los hoteles más lujosos de todo el mundo, incluso cada vez que atraviesan Marruecos cenan con el mismísimo rey Mohamed VI. Las multas no les preocupan. En la edición del año pasado del Gumball 3000, celebrada en Estados Unidos, destinaron a pagar sanciones un total de 21.000 euros. El ganador se lleva un multimillonario premio y, además, puede ver sus hazañas en diversos reportajes televisivos que graban mientras compiten. Incluso se han creado hasta videojuegos.


Es la segunda vez en un año que vienen con sus coches a competir en nuestras carreteras. ¿Qué te parece este tipo de rallys? ¿No se podría hacer nada más para evitarlos?

Participa en nuestros foros.
Los mejores vídeos