Detenido a 200 km/h

Los Mossos d'Esquadra han detenido en la demarcación de Girona a dos conductores, uno por doblar el límite de velocidad permitido al ir a 200 kilómetros por hora y a otro por triplicar la tasa de alcoholemia mientras conducía un turismo acompañado por tres menores.

Según ha informaba ayer la Policía catalana, el primer caso ocurrió el pasado sábado por la mañana en Sant Feliu de Guíxols (Girona), cuando una patrulla de los Mossos que estaba haciendo un control de alcoholemia en la GI-662 detuvo a un conductor por dar una tasa de 0,86 miligramos por litro de aire espirado, casi el triple de lo permitido. Se da la circunstancia de que en este caso el detenido, Juan José N.E., de 44 años, nacionalidad española y vecino de Sant Feliu de Guíxols, conducía un turismo acompañado por tres menores. El mismo sábado otra patrulla de los Mossos que estaba haciendo un control de velocidad en la C-260, a la altura de Vila-sacra (Girona), detectó a un turismo que circulaba a 202 kilómetros por hora, en un tramo donde el límite permitido es de cien por hora.