Detenidas dos personas por atracar tienda en Carabanchel tras el análisis científico de una huella palmar

La Policía Nacional ha detenido a dos personas como presuntos autores de un atraco ocurrido en un establecimiento de alimentación en el distrito madrileño de Carabanchel tras el análisis científico de una huella palmar que uno de los delincuentes dejó en su huida, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Tras perpetrar el atraco, uno de los asaltantes se apoyó en el coche y dejó su huella en el vehículo. La recuperación de la huella por los especialistas de la Policía Científica y su posterior análisis ha permitido a los investigadores averiguar la identidad de los responsables.

El atraco tuvo lugar en torno a las 23.15 horas del pasado 23 de febrero, cuando dos individuos entraron en un establecimiento de alimentación del distrito de Carabanchel con ánimo de apropiarse de la recaudación del día.

Los propietarios del local, de origen asiático, se resistieron al robo y plantaron cara a los ladrones. Uno de los asaltantes apuñaló en el cuello al dueño del local mientras que el otro golpeaba repetidamente a su mujer.

Los ladrones se dieron a la fuga a la carrera y en ese momento uno de ellos tocó con las manos un vehículo aparcado a la puerta del establecimiento asaltado, en el que dejó impresa la huella de la palma de su mano.

Los agentes de Policía Científica que realizaron la inspección ocular extrajeron de este automóvil varias huellas lofoscópicas que, tras ser estudiadas y cotejadas, permitieron determinar que correspondían con Antonio O. J., de 47 años.

'PILLADOS' POR LAS CÁMARAS DE METRO

Asimismo, los agentes del Grupo X de Homicidios que se hicieron cargo de la investigación visualizaron las imágenes de las cámaras de seguridad de una parada de Metro cercana al lugar donde se cometió el atraco. En dichas imágenes se veía a dos individuos, uno de los cuales guardaba un enorme parecido con Antonio O. J.

Quedaba por identificar al cómplice de Antonio, tarea que fue posible gracias a las imágenes obtenidas en la cámara de seguridad de la parada del suburbano. Se trataba de un delincuente 'habitual' en la zona, según consideraciones de la Policía, identificado como Miguel Ángel T. V., de 33 años.

Con estas informaciones, los agentes establecieron un dispositivo para localizar y detener a ambos individuos, que fueron arrestados a finales de este mes en plena calle. En el registro de sus domicilios los investigadores hallaron la ropa que llevaban los ahora detenidos el día del atraco, así como un cuchillo de similares características al utilizado.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo X de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial y el grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Carabanchel.