Detenidas dos personas en el puerto de Melilla con más de 40 kilos de hachís al embarcar en el ferry de Málaga

La Guardia Civil ha detenido a dos individuos, uno residente en Lérida y otro en Melilla, cuando pretendían embarcar con más de 40 kilogramos de hachís ocultos en sus respectivos vehículos en el ferry de Málaga.

Las actuaciones han sido desarrolladas por miembros de la Sección Fiscal del Muelle y del Servicio Cinológico durante los registros que se llevan a cabo en las instalaciones portuarias a vehículos y personas que embarcan en los buques correos que enlazan con la Península, según ha explicado a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia.

Así, la primera intervención ha tenido lugar durante el control selectivo de un turismo de la marca Mercedes, modelo 'C250D' y matrícula nacional, que efectuaba su embarque en el buque de la Compañía Acciona con destino Málaga.

Los agentes localizaron en este automóvil gran cantidad de paquetes que contenían droga del tipo 'polen de hachís', distribuidos en huecos naturales del salpicadero, que arrojaron un peso de 20 kilogramos.

Por ello, el conductor y único ocupante del vehículo, un ciudadano de nacionalidad española, natural y vecino de Melilla, de 32 años de edad y que atiende a las iniciales M.M.M, ha sido detenido acusado de la comisión de un presunto delito contra la salud pública.

16.000 DOSIS

Entretanto, la segunda aprehensión se ha materializado durante la inspección de un turismo modelo Peugeot, modelo '307', también de placas nacionales, en el que los agentes hallaron también multitud de paquetes en dobles fondos y huecos naturales del maletero del vehículo.

Igualmente, estos recipientes arrojaron la misma cantidad, del orden de 20 kilogramos también de 'polen de hachís', 'muy apreciado en el mercado ilícito por contener la más alta concentración del principio activo de la droga -THC- (tetraidrocannabinol), obtenida de la primera tamización de la planta', ha explicado la citada fuente.

De esta manera, su conductor y único ocupante es un ciudadano de nacionalidad española, que atiende a las iniciales C.F.O.C, de 39 años de edad, con domicilio en la provincia de Lérida, y que ha sido detenido.

Ambos detenidos han sido puestos a disposición judicial como supuestos autores de sendos delitos contra la salud pública, junto a la droga intervenida, del orden de 40 kilogramos, y los vehículos utilizados como medio de transporte y ocultación.

El portavoz policial ha destacado por último que la Guardia Civil, con estas intervenciones, ha evitado la puesta en circulación de unas 160.000 dosis en el mercado ilícito de estupefacientes.