Detenidas 17 personas e intervenidas 2,6 toneladas de hachís en Cádiz

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han desarticulado tres organizaciones dedicadas al transporte de hachís desde Marruecos hasta Cádiz, que ha supuesto la detención de diecisiete personas y la intervención de 2,6 toneladas de droga.

Estos grupos monopolizaban la introducción de hachís vía marítima desde Marruecos mediante embarcaciones de recreo para descargar la droga en diferentes puertos deportivos de la provincia gaditana, según una nota de la Policía.

Una vez en tierra la droga era trasladada hasta puntos de seguridad para su almacenaje antes de entregarla a los clientes finales.

En la operación, además de la droga, se han intervenido cinco embarcaciones de recreo, seis vehículos y dos teléfonos satélite.

La investigación comenzó el pasado mes de abril después de detectarse varias organizaciones de narcotraficantes que operaban en la capital gaditana y otras localidades costeras de la provincia.

La primera fase de la operación culminó con la desarticulación de una de las tres organizaciones en el mes de mayo, cuando se intervino una embarcación de recreo que transportaba mil kilos de hachís previamente alijados en el río Guadalete y fueron detenidas cuatro personas.

Durante el operativo, la furgoneta utilizada por los narcotraficantes y con la que se dieron a la fuga provocó graves heridas a un agente de Agencia Tributaria y diferentes daños en vehículos policiales, en la vía pública y en un automóvil ocupado por una familia contra la que finalmente se estrelló.

En el mes de junio se desarrolló una segunda fase en la que fueron decomisados otros 780 kilos de hachís y detenidos nueve personas más, cuando pretendían introducir una embarcación de recreo por el caño de Sancti Petri (Cádiz).

Además, se intervinieron dos barcos de los que disponía el grupo para llevar a cabo nuevos transportes.

Con posterioridad, los investigadores averiguaron que otra organización, con sede en la ciudad de Cádiz, iba a realizar un transporte de sustancia estupefaciente y sorprendieron a los traficantes en el momento del trasvase de la droga desde una embarcación artesanal de pesca marroquí a un barco de recreo.

En esa acción los policías se incautaron de 750 kilos de hachís distribuidos en 25 fardos de arpillera y fueron arrestados el resto de los integrantes de este tercer grupo.

Entre los detenidos figuraba el líder del grupo, considerado responsable también de una partida de 2.000 kilos de hachís intervenida el pasado mes de mayo en un domicilio del barrio de la Viña de la capital gaditana.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (Greco) Cádiz, adscrito a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) Central de la Comisaría General de Policía Judicial, el Servicio de Vigilancia Aduanera, con la colaboración de la Udyco de la Jefatura Superior de Policía de Murcia.

Los mejores vídeos