Descalabro de las matriculaciones en toda Europa

España no es el único país que ha sufrido un auténtico varapalo en la venta de coches. Sólo tres países de toda la Unión Europea (Reino Unido, Bélgica, Dinamarca) han conseguido aumentar sus matriculaciones en marzo. Desde que comenzó el año, vender coches en el Viejo Continente no es tarea fácil.

Descalabro de las matriculaciones en toda Europa
Descalabro de las matriculaciones en toda Europa

En marzo, las matriculaciones en la Unión Europea bajaron a 1.519.085 unidades, un 7,2 por ciento menos que las alcanzadas en el mismo mes del año anterior. El primer trimestre se salda con un balance negativo: una caída del 3,9 por ciento.

Ni la llegada del euro, ni la recesión de los mercados estadounidense y japonés, ni la renovación de los principales modelos han podido parar lo que se está consolidando como una tendencia a la baja. Eso sí, los expertos quitan hierro al asunto y destacan que este año la Semana Santa ha caído en marzo, algo que se nota a la hora de hacer balance.

Los datos de la Asociación de Constructores Europeos (ACEA)</font color="#0000CC">, todavía provisionales para Austria y Luxemburgo, demuestran que no es nada fácil vender coches en el Viejo Continente. Sólo tres países de la UE han aumentado sus matriculaciones y fuera de la zona euro las cosas han estado aún peor.

Dinamarca ha incrementado sus ventas en marzo en un 9,5 por ciento y, con 10.194 unidades, es el país de la UE donde más han crecido. Bélgica también ha sacado provecho del último Salón de Bruselas y ha logrado que sus ventas de vehículos se disparen a 52.851 unidades en marzo, un 5,8 por ciento más que en el mismo mes del año anterior. Inglaterra, fuera del euro, ha matriculado 423.727 vehículos nuevos, un 3,8 por ciento más que los comercializados en el mismo período de 2001. Estos tres países, junto con Luxemburgo, son los únicos de la UE con un balance positivo en el primer trimestre del año.

Italia, Holanda y España, el mayor varapalo
Los italianos son los que más han dejado de acudir a los concesionarios. En Italia, las matriculaciones han caído en marzo un 18,4 por ciento (205.500 unidades vendidas) y lo que va de año recoge un saldo negativo de 13 por ciento.

Precisamente, en este país</font color="#0000CC">, se marcó un auténtico récord de ventas en 2001.

En Holanda, se ha registrado un descenso de matriculaciones en marzo de 16,7 por ciento (47.800 unidades) y, en lo que va de año, éstas han disminuido un 4,9 por ciento.

Malos resultados dentro de la UE, pero peores fuera de este territorio. En Islandia, hay un retroceso de 23,9 por ciento en marzo y el balance de 2002 deja un saldo negativo de 26,8 por ciento. En Noruega, las ventas caen un 14,2 en marzo y un 5,7 en el primer trimestre. Suiza continúa de capa caída: las matriculaciones disminuyeron el mes pasado un 14,8 por ciento y un 10,5 por ciento en lo que va de año.

Lancia, la marca que más cae
Al igual que el mercado transalpino anda de capa caída, las marcas italianas van a la par. El Grupo Fiat ha vendido en el Viejo Continente 123.586 unidades, un 22,9 por ciento menos que las comercializadas en marzo de 2001. Lancia, perteneciente a este grupo, es la marca que más ha bajado: un 39,1 por ciento en marzo y un 34,9 por ciento, en lo que va de año.

Eso sí, ni las marcas alemanas, ni las francesas, ni las norteamericanas, ni las japonesas, ni las coreanas lo han tenido fácil. El Grupo Volkswagen ha disminuido sus matriculaciones en marzo un 7,4 por ciento y, dentro de sus filas, Seat ha sido la marca más perjudicada (24,7 por ciento de descenso).

Las únicas firmas que han conseguido vender más coches en este nefasto mes en el mercado europeo son: Peugeot (1,8 por ciento), Jaguar (63,5), Toyota (12,3), Volvo (0,2), Honda (3,8), Suzuki (1,8), DaimlerChrysler (1,6) gracias al tirón de smart (22,4) y BMW (16,5) con su Mini.