Desarticulada una banda que estafaba a concesionarios

La Jefatura Superior de Policía de Galicia ha desarticulado una banda, compuesta por siete personas, que se dedicaba a estafar a concesionarios de vehículos de alta gama.

Entre los detenidos se encuentran varios toxicómanos e indigentes a los que la organización utilizaba para solicitar créditos en entidades bancarias.Según fuentes policiales, la banda se apoderó de un Mazda MX-5, de un Mercedes CLK y de tres Audi A3. La estafa alcanzó un importe superior a los 86.000 euros.

Al parecer, el organizador de las operaciones utilizaba a indigentes, preferiblemente toxicómanos: mejoraba su aspecto facilitándoles ropa nueva y abría una cuenta bancaria a nombre de estas personas. En ellas ingresaba sus “sueldos", empleando los DNI auténticos de los toxicómanos y nóminas e informes de la Seguridad Social previamente falsificados.

Con esta “tapadera", les acompañaba a los bancos para solicitar créditos. A cambio, los indigentes recibían unos 300 euros y un porcentaje del préstamo concedido.