Defensa de la Competencia multa a Repsol con 500 millones de pesetas

En 1999, una pequeña asociación de propietarios de estaciones de servicio andaluces denunciaba a Repsol y a Cepsa por fijar el precio de venta de los combustibles. Tres años después, el Tribunal de Defensa de Competencia les da la razón y obliga a pagar a Repsol una multa de 500 millones de pesetas, más del doble de la que impuso hace un mes a Cepsa.

Defensa de la Competencia multa a Repsol con 500 millones de pesetas
Defensa de la Competencia multa a Repsol con 500 millones de pesetas

Hace más de tres años una pequeña asociación que reunía a los propietarios de diversas estaciones de servicio de Andalucía denunció a Repsol YPF y Cepsa ante el Tribunal de la Competencia. Según alegaban, no era lícito que les obligaran a mantener unos precios de venta de sus combustibles. Esta demanda, que algunos juzgaron como una lucha contra molinos de viento, ha tenido respuesta.

El TDC ha impuesto una sanción de 500 millones de pesetas a Repsol YPF por "incurrir en una práctica prohibida por el artículo 1.1 de la Ley de Defensa de la Competencia, al fijar los precios de venta al público de los combustibles a los distribuidores que actúan bajo un supuesto régimen de comisión o de agencia". Eso sí, este tribunal ha desechado la acusación de que esta petrolera usara fraudulentamente las exenciones previstas por la Unión Europea para alargar la duración máxima de sus contratos.

El TDC ya multó con 200 millones de pesetas a Cepsa por el mismo motivo. Ahora, los portavoces de Repsol, como en su día hicieron los de esa petrolera, afirman que están amparados por el ordenamiento jurídico español y comunitario para fijar los precios de los carburantes.

Combustibles más limpios

Al tiempo que el Tribunal de la Competencia decidía "limpiar" las prácticas de Repsol, esta compañía presentaba un nuevo aditivo con el que sus gasolinas sin plomo, según alegan, contaminarán menos.

Este aditivo, denominado HI TEC 6430, se incorporará a la Eurosuper 95 y Super Plus 98. La petrolera afirma que este nuevo producto, que sólo ella usará, mejora las prestaciones del vehículo, ya que evita la formación de residuos en el motor hasta en un 80 por ciento y reduce las emisiones globales de CO2, gracias a la incorporación de alcoholes de origen vegetal en su composición.

No se trata del único proyecto de futuro de la compañía, ya que ésta tiene previsto invertir 3,84 billones de pesetas en su nuevo plan de crecimiento que llegará hasta el año 2005. Esta inyección económica se destinará principalmente (un 41,5 por ciento del total) a la sección de exploración y producción.