De la conducción a músculo, a la conducción por cable

Cada vez más, los fabricantes apuestan por vehículos inteligentes capaces de prevenir accidentes, mejorar la circulación y, por supuesto, el confort de los conductores. ¿Te imaginas ir desde Madrid a París durmiendo? Antes del año 2020, ésta y otras propuestas que ahora suenan a ciencia ficción se harán realidad y pasaremos de la "conducción por músculo a la conducción por cable".

En el año 1901, Daimler afirmaba que las ventas de coches en todo el mundo nunca excederían de un millón, ya que, según argumentaban, la población no proporcionaría más de un millón de personas capaces de aprender cómo conducir un vehículo. Se equivocaban, es más, previsiblemente antes del año 2020 los coches podrán ir solos.

Hoy, Carlos Vera, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (

ETSII</font color="#0000CC">