DaimlerChrysler podría reducir su plantilla germana

Los sindicatos de DaimlerChrysler en Alemania temen que la firma automovilística reduzca la plantilla de trabajadores en este país, si cambian la línea de producción del Mercedes Clase C.

La reducción de plantilla afectará, si se llega a producir, a nada más y nada menos que 10.000 trabajadores. Por eso, no es extraño que el comité de empresa de DaimlerChrysler en Alemania esté temeroso y expectante ante los próximos movimientos de la compañía.

El presidente del comité de empresa de DC, Erich Klemm, cree que las fábricas afectadas serían las de Sindelfingen, Bremen, Woerth y Mannheim, y que todo el asunto está relacionado con las nueva producción de motores Diesel, de un propulsor para camión y de un cambio de localización de los servicios para vehículos, actualmente ubicado en la localidad de Woerth.

Estos cambios en la política productiva de DaimlerChrysler están influidos por la actual situación de deslocalización que se está produciendo en los países de Europa occidental a favor de las nuevas regiones incorporadas a la UE (países más al Este, como República Checa, Eslovaquia, Eslovenia o Polonia).

Se ha empezado a hablar de la supresión de empleos en Alemania a raíz de unas declaraciones de Jürgen Hubbert, presidente de Mercedes-Benz, en las que apuntaba la posibilidad de recortar gastos en las instalaciones de Sindelfingen.

Durante estos días, todas las plantas alemanas de la firma mantienen intensas conversaciones con los responsables de DaimlerChrysler con el objetivo de negociar posibles cambios en los convenios colectivos vigentes para enfocarlos más a la flexibilidad en la producción. En la actualidad, 104.000 personas trabajan en Alemania para este consorcio automovilístico.