Cuánto cuesta hoy tener un coche en propiedad y cómo ahorrar antes de la compra y después

Tener un coche en propiedad conlleva una serie de gastos fijos y variables. Te damos todas las claves y te indicamos cómo puedes ahorrar antes de la compra y una vez que ya lo estás conduciendo.

Cuánto cuesta hoy tener un coche propiedad y cómo puedes ahorrar
Cuánto cuesta hoy tener un coche propiedad y cómo puedes ahorrar

Con los precios de la luz, del gas y de otra serie de materias primas en continua escalada, los consumidores miran cada vez más su bolsillo, es decir, la relación entre sus ingresos y gastos personales en el día a día. A lo largo de la vida, la adquisición de un automóvil es una de las inversiones principales que realiza el ser humano, además, por supuesto, de la compra de una vivienda. Pues bien, por todo ello, muchos automovilistas y nuevos conductores suelen preguntarse a menudo una cuestión clave: cuánto cuesta tener un coche en propiedad.

El estudio más reciente al respecto lo ha publicado el comparador financiero Acierto.com. A la hora de evaluar el coste total y real de tener un coche en propiedad conviene evaluar varios factores. En primer lugar, el precio de compra del automóvil. Al respecto y según la tarifa media analizada y registrada en España durante el último año, el precio medio de compra de un vehículo nuevo en nuestro país está en los 20.647 euros (impuesto de matriculación incluido), lo que supone un notable incremento de más de 2.500 euros si se compara con el precio medio registrado en 2019 (que se situó en los 18.000 euros).

Además del coste de adquisición del vehículo, cuando se tiene un vehículo en propiedad hay que analizar otros factores importantes. En primer lugar, el tipo de combustible o energía por el que se propulsa y los kilómetros anuales que se tiene previsto recorrer. Al respecto, según los datos oficiales del informe realizado por Acierto.com, cada español recorre de media con su vehículo unos 12.600 kilómetros, mientras que la edad media del parque automovilístico en nuestro país (la “edad” de los vehículos que circulan a diario por nuestras carreteras) es de 13,1 años. Por tanto, durante ese periodo de algo más de 13 años, el propietario de un vehículo en España habría recorrido 165.000 kilómetros, según las estadísticas oficiales.

Tener un coche en propiedad: muchos costes variables

En el momento de la realización de este informe, el precio medio del litro de gasolina se encuentra en los 1,48 euros (la última medición oficial está en los 1,519 euros), y el del diésel en los 1,36 euros (1,394 euros en la última toma de datos). A estos precios, hay que sumarle el consumo medio de combustible de los vehículos nuevos, que se encuentra por debajo de los 5,0 litros cada 100 kilómetros, lo que viene a suponer un coste por kilómetro de 0,068 euros. En total, el coste acumulado para esos 165.000 kilómetros sería de unos 11.500 euros, una cifra revisable al alza debido al precio cada vez mayor de los combustibles (alrededor de un coste total en combustible de unos 12.530 euros en gasto en repostar durante esos 13 años con el precio medio actual de la gasolina sin plomo 95).

En cuanto al mantenimiento y revisiones mecánicas que deben realizarse en un vehículo a lo largo de su vida útil (o a lo largo de esos algo más de 13 años), según los datos oficiales el gasto medio se estima en los 0,06 euros por kilómetro. En total, un propietario de un automóvil se habría gastado casi 10.000 euros (concretamente, 9.900 euros) en operaciones de reparación y mantenimiento habituales de su vehículo.

¿Pagas demasiado por su seguro? Entra en nuestro comparador y ahorra ya

Otro de los costes variables anuales a los que tienen que hacer frente los propietarios de automóviles es del precio del seguro. Al respecto, todo dependerá del tipo de automóvil y del tipo de seguro/póliza/coberturas que se contraten. Según los datos provenientes de las aseguradoras de nuestro país, el precio medio de los seguros de coche en nuestro país está entre los 400 y los 500 euros por año, lo que supondría un gasto total como mínimo de unos 5.200 euros a lo largo de esos 13 años.

Otros costes o gastos variables que hay que tener en cuesta son los impuestos y las ITV –alrededor de unos 1.000 euros en esos 13 años que te indicábamos-, los peajes, los costes en operaciones de limpieza, los tickets de aparcamiento, los posibles intereses generados si la compra del automóvil se ha financiado, etcétera.

Cómo ahorrar antes de la compra del coche y una vez que ya se tiene

Si estás valorando comprar un automóvil y tenerlo en propiedad, lo primero que debes hacer es analizar y comparar las diferentes ofertas que te hacen los concesionarios. Asimismo, también debes analizar si quieres disfrutar de un vehículo nuevo, o de un kilómetro cero o un seminuevo o uno de segunda mano, factores importantes si eliges una opción diferente a la del automóvil nuevo a estrenar. En el caso de que te decidas por un vehículo nuevo a matricular por primera vez, una buena opción es elegir un modelo que esté a punto de desaparecer del mercado porque su sucesor o la nueva generación del mismo está a punto de empezar a comercializarse (dichos modelos suelen ser hasta un 20% más baratos que sus sustitutos).

Una vez que te has decidido por el modelo, también debes elegir el motor y el tipo de energía que más se adapte a tus necesidades, además de elegir si lo vas a comprar al contado o a través de financiación (en este caso, tendrás que analizar todos los intereses y condiciones particulares de la operación financiera). Por otro lado, también deberías analizar las diferentes ayudas oficiales a la compra que destina el Gobierno, que varían en cantidad según el tipo de energía/motor que propulse al vehículo.

El lugar o lugares en los que repostas también ayudan a la hora de reducir el coste en combustible. Al respecto, existen varias apps que puedes llevar instaladas en tu smartphone que te indican las estaciones de servicio más baratas en tu área de influencia.

Respecto a las operaciones de revisiones y de mantenimiento, se trata de un coste importante pero a la vez necesario, ya que si el vehículo se ha tratado bien y se ha sometido a las revisiones pertinentes, tendrá menos posibilidades de tener averías graves, además de poder disfrutarlos durante muchos más años si escatimas demasiado en este importante factor.

Por otro lado, el tipo de seguro también es un coste con el que puedes ahorrar, por lo que existen varios comparadores en los que se analizan precios y coberturas.

Por último, con el tipo de conducción que realizas también puedes ahorrar o incrementar el gasto habitual en el día a día con tu vehículo. Si realizas una conducción suave y eficiente, evitando acelerones, aprovechando la inercia del vehículo, encendiendo de forma suave el aire acondicionado/la calefacción, etc., habrás rebajado unos cuantos euros.

Archivado en:

¿Cuáles son los mejores neumáticos? La OCU responde.

Relacionado

Los 7 mejores consejos para que los neumáticos de tu coche duren más: ahorra dinero

¿Cuánto ahorra un coche eléctrico frente a uno de combustión?

Relacionado

¿Cuánto ahorra un coche eléctrico frente a uno de combustión?

Los mejores vídeos