Contacto: Rover 75 2.0 16V CDT Tourer

La versión familiar del Rover 75, denominada Tourer, supone el arranque de un periodo de renovación de la marca británica, ya en solitario y sin la protección de BMW. Como derivado de una berlina de tan buen rendimiento, este Tourer mantiene la divisa de elegancia de su hermano con la ganancia de practicidad típica de este tipo de carrocerías.

rover75tourer2g.jpg
rover75tourer2g.jpg

La posibilidad de introducir una mayor carga ha hecho necesaria una intervención sobre las suspensiones, cuyos muelles y amortiguadores han sido endurecidos. Éstos han incrementado su efectividad en un 30 por ciento en circulación a baja velocidad, realizándose además un robustecimiento de los anclajes del subchasis trasero. Como opción, el 75 Tourer puede ser equipado con un sistema de suspensión neumática trasera Boge Nivomat, que se encarga de mantener la altura de carrocería constante cualquiera que sea el peso de la carga transportada y endurece la amortiguación conforme el peso se incrementa. La gama mecánica introducida en esta versión es idéntica a la de la berlina, aunque para nuestro mercado sólo se ha previsto la introducción del motor turbodiésel de 116 CV. Esto no implica que los interesados no puedan adquirir cualquiera de las tres versiones de gasolina -120, 150 y 177 CV- pero esto sólo se realizará bajo pedido. La versión 2.0 CDT podrá disponer de dos tipos de transmisión, manual y automática, ambas de cinco relaciones. Dada la relativa lejanía en el tiempo de su lanzamiento en nuestro mercado, no hay precios definitivos para esta nueva gama Tourer, pero se anticipa un sobreprecio de unas 200.000 pesetas en relación con su homónima berlina. Para la opción de la suspensión autonivelante se anticipa un precio de unas 75.000 ptas. Hasta el fin de año, Rover prevé unas ventas de 200 unidades que esperan que se conviertan en 500 durante el 2002 completo.