Contacto: Hyundai Atos

Imagen refrescada, equipamiento más completo y mecánica actualizada son los principales argumentos de la nueva gama del utilitario coreano.

atos1g.jpg
atos1g.jpg

En el capítulo mecánico se ha llevado a cabo una puesta a punto del motor –nueva gestión electrónica–, para adaptase a la normativa de emisiones, lo que ha permitido aumentar la potencia en 4 CV y mejorar el par levemente. Este aumento del rendimiento no se ha traducido en un incremento de las prestaciones, puesto que se ha aprovechado para alargar el desarrollo del cambio y así rebajar las cifras de consumo –en unas décimas– y el nivel de ruido. Durante la breve toma de contacto apenas tuvimos oportunidad de comprobar la reducción de consumo, pero sí pudimos apreciar una considerable reducción del ruido procedente de la mecánica. También han mejorado los frenos, con discos ventilados en el tren delantero y posibilidad de montar ABS con EBD, y el guiado de la palanca de cambios, que cuenta con un mecanismo más preciso.

La nueva gama queda compuesta por una versión del Atos básico –carrocería “cuadrada" – (1.175.000 ptas.) y tres con formato de carrocería Prime: GLS (1.275.000 ptas.), GLS Full (1.525.000 ptas.) –incluye asiento posterior partido, doble airbag, aire acondicionado y neumáticos de mayores dimensiones– y GLS Automático, que se ofrece por 1.530.000 pesetas.

En el capítulo mecánico se ha llevado a cabo una puesta a punto del motor –nueva gestión electrónica–, para adaptase a la normativa de emisiones, lo que ha permitido aumentar la potencia en 4 CV y mejorar el par levemente. Este aumento del rendimiento no se ha traducido en un incremento de las prestaciones, puesto que se ha aprovechado para alargar el desarrollo del cambio y así rebajar las cifras de consumo –en unas décimas– y el nivel de ruido. Durante la breve toma de contacto apenas tuvimos oportunidad de comprobar la reducción de consumo, pero sí pudimos apreciar una considerable reducción del ruido procedente de la mecánica. También han mejorado los frenos, con discos ventilados en el tren delantero y posibilidad de montar ABS con EBD, y el guiado de la palanca de cambios, que cuenta con un mecanismo más preciso.

La nueva gama queda compuesta por una versión del Atos básico –carrocería “cuadrada" – (1.175.000 ptas.) y tres con formato de carrocería Prime: GLS (1.275.000 ptas.), GLS Full (1.525.000 ptas.) –incluye asiento posterior partido, doble airbag, aire acondicionado y neumáticos de mayores dimensiones– y GLS Automático, que se ofrece por 1.530.000 pesetas.

En el capítulo mecánico se ha llevado a cabo una puesta a punto del motor –nueva gestión electrónica–, para adaptase a la normativa de emisiones, lo que ha permitido aumentar la potencia en 4 CV y mejorar el par levemente. Este aumento del rendimiento no se ha traducido en un incremento de las prestaciones, puesto que se ha aprovechado para alargar el desarrollo del cambio y así rebajar las cifras de consumo –en unas décimas– y el nivel de ruido. Durante la breve toma de contacto apenas tuvimos oportunidad de comprobar la reducción de consumo, pero sí pudimos apreciar una considerable reducción del ruido procedente de la mecánica. También han mejorado los frenos, con discos ventilados en el tren delantero y posibilidad de montar ABS con EBD, y el guiado de la palanca de cambios, que cuenta con un mecanismo más preciso.

La nueva gama queda compuesta por una versión del Atos básico –carrocería “cuadrada" – (1.175.000 ptas.) y tres con formato de carrocería Prime: GLS (1.275.000 ptas.), GLS Full (1.525.000 ptas.) –incluye asiento posterior partido, doble airbag, aire acondicionado y neumáticos de mayores dimensiones– y GLS Automático, que se ofrece por 1.530.000 pesetas.

En el capítulo mecánico se ha llevado a cabo una puesta a punto del motor –nueva gestión electrónica–, para adaptase a la normativa de emisiones, lo que ha permitido aumentar la potencia en 4 CV y mejorar el par levemente. Este aumento del rendimiento no se ha traducido en un incremento de las prestaciones, puesto que se ha aprovechado para alargar el desarrollo del cambio y así rebajar las cifras de consumo –en unas décimas– y el nivel de ruido. Durante la breve toma de contacto apenas tuvimos oportunidad de comprobar la reducción de consumo, pero sí pudimos apreciar una considerable reducción del ruido procedente de la mecánica. También han mejorado los frenos, con discos ventilados en el tren delantero y posibilidad de montar ABS con EBD, y el guiado de la palanca de cambios, que cuenta con un mecanismo más preciso.

La nueva gama queda compuesta por una versión del Atos básico –carrocería “cuadrada" – (1.175.000 ptas.) y tres con formato de carrocería Prime: GLS (1.275.000 ptas.), GLS Full (1.525.000 ptas.) –incluye asiento posterior partido, doble airbag, aire acondicionado y neumáticos de mayores dimensiones– y GLS Automático, que se ofrece por 1.530.000 pesetas.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.