Contacto: Fiat Dobló 1.9 JTD

La tecnología de conducto común ha llegado ahora hasta los vehículos comerciales. El Dobló de Fiat, un multiusos que lo mismo sirve para transportar pequeñas cargas que puede ser un falso monovolumen pequeño, incorpora ahora a la gama el motor 1.9 JTD que montan otros miembros de la familia Fiat/Alfa. Con él se anuncian mejores prestaciones, más potencia y menor consumo, pero sobre todo empuja mejor que las otros dos mecánicas.

doblo_cargo_1g.jpg
doblo_cargo_1g.jpg

El Dobló JTD más barato cuesta 2.356.000 ptas (hay una promoción para profesionales por un poco menos de 1.800.000 pesetas para el Dobló según ha anunciado Fiat, aunque no sabemos que otras promociones hay en los vehículos de la competencia). El más caro, 2.444.210 pesetas. En todas las versiones el aire acondicionado es opcional (150.000 ptas), así como el ABS (90.000 ptas) y los airbags (acompañante: 30.000; laterales: 40.000 ptas), además de otros elementos. Y cualquiera de ellas puede dotarse del sensor de aparcamiento (30.000 ptas). El Fiat Dobló tiene hasta 3,2 metros cúbicos de carga. Hay dos versiones: Panorama y Cargo, la mixta –hasta cinco pasajeros y maletero de 750 a 3.000 litros- y la versión de carga. En esta última caben dos palets, o europalets, uno detrás de otro -no encima-, porque la distancia entre los pasos de rueda es de 1,20 metros, lo justo. Todas las versiones están disponibles, además de con el motor 1.9 JTD, con los motores 1.2 gasolina y 1.4 Diesel. En el Cargo hay terminación Base y SX y en el Panorama SX y ELX. Para febrero del 2002 se tiene prevista la comercialización de otra variante con idénticas cotas, excepto por el techo, que será sobreelevado y que admitirá hasta 3,8 metros cúbicos. Otra característica importante en este tipo de vehículos de trabajo es el bajo costo de reparación de pequeños accidentes –hasta 15 km/h- que, según el CEVISMAP, son los más bajos de su segmento. Esto también es importante para las flotillas de empresas. Las puertas correderas laterales de las plazas traseras son cómodas para pasar y para introducir carga, y quizás hasta demasiado grandes en el primer caso. Dentro se percibe que es muy alto y relativamente estrecho. Detrás, la superficie de apoyo de los pies es muy irregular y el asiento es bastante alto, por lo que pueden llegar a colgar las piernas y en trayectos largos resultar un poco incómodos dependiendo de qué tan alto sea la persona que se siente en ellos. Goza de buena visibilidad porque tiene mucha superficie acristalada, aunque por lo mismo en verano debe hacerse una opción imprescindible el aire acondicionado. El Dobló JTD más barato cuesta 2.356.000 ptas (hay una promoción para profesionales por un poco menos de 1.800.000 pesetas para el Dobló según ha anunciado Fiat, aunque no sabemos que otras promociones hay en los vehículos de la competencia). El más caro, 2.444.210 pesetas. En todas las versiones el aire acondicionado es opcional (150.000 ptas), así como el ABS (90.000 ptas) y los airbags (acompañante: 30.000; laterales: 40.000 ptas), además de otros elementos. Y cualquiera de ellas puede dotarse del sensor de aparcamiento (30.000 ptas). El Fiat Dobló tiene hasta 3,2 metros cúbicos de carga. Hay dos versiones: Panorama y Cargo, la mixta –hasta cinco pasajeros y maletero de 750 a 3.000 litros- y la versión de carga. En esta última caben dos palets, o europalets, uno detrás de otro -no encima-, porque la distancia entre los pasos de rueda es de 1,20 metros, lo justo. Todas las versiones están disponibles, además de con el motor 1.9 JTD, con los motores 1.2 gasolina y 1.4 Diesel. En el Cargo hay terminación Base y SX y en el Panorama SX y ELX. Para febrero del 2002 se tiene prevista la comercialización de otra variante con idénticas cotas, excepto por el techo, que será sobreelevado y que admitirá hasta 3,8 metros cúbicos. Otra característica importante en este tipo de vehículos de trabajo es el bajo costo de reparación de pequeños accidentes –hasta 15 km/h- que, según el CEVISMAP, son los más bajos de su segmento. Esto también es importante para las flotillas de empresas. Las puertas correderas laterales de las plazas traseras son cómodas para pasar y para introducir carga, y quizás hasta demasiado grandes en el primer caso. Dentro se percibe que es muy alto y relativamente estrecho. Detrás, la superficie de apoyo de los pies es muy irregular y el asiento es bastante alto, por lo que pueden llegar a colgar las piernas y en trayectos largos resultar un poco incómodos dependiendo de qué tan alto sea la persona que se siente en ellos. Goza de buena visibilidad porque tiene mucha superficie acristalada, aunque por lo mismo en verano debe hacerse una opción imprescindible el aire acondicionado.